Friday 12 de August, 2022

Otro pastor evangélico detenido acusado de abusar sexualmente de tres fieles, ahora en Ituzaingó

El acusado tiene 35 años y estuvo a cargo de la congregación religiosa ubicada en Juncal 385, desde donde había sido expulsado tras la denuncia hecha por tres varones que, en el momento de los hechos, eran menores de edad. Qué declaró ante la justicia.

El pastor fue detenido en una vivienda de Mariano Acosta luego de la orden emanada por la Justicia de Garantías de Morón

Un pastor evangélico fue detenido en las últimas horas acusado de haber abusado sexualmente de tres feligreses que acudían a la congregación que supo dirigir, en Ituzaingó, y de la que fue expulsado una vez conocida la denuncia en su contra.

La detención fue llevada a cabo por efectivos de la DDI de Morón y de la comisaría 6ª de Mariano Acosta en momentos en que el imputado ingresaba a una vivienda de la calle Orfila Rico 2314 de esa localidad de Merlo.

La orden para la realización del allanamiento y el arresto fue dictada por el Juzgado de Garantías Nº 1 de Morón, a cargo de la jueza Laura Mariel Pinto, tras la solicitud realizada por el fiscal Mario Ferrario, de la UFI Nº 3 de ese Departamento Judicial.

El acusado cumplía el rol de pastor evangélico un templo de la calle Juncal 385, casi la esquina de General Lavalle de Ituzaingó Norte. Según la denuncia realizada por tres víctimas, todos varones adolescentes y que eran menores de edad al momento de los hechos, fue en ese lugar en donde los sometió el responsable de la entidad religiosa.

Fuentes judiciales precisaron a Primer Plano Online que la denuncia fue realizada en 2020 por las tes víctimas por separado. En plena pandemia la realización de las cámaras Gesell se demoraron y eso derivó en que la causa no avance, pero luego de reunir las pruebas la Fiscalía actuante solicitó la detención, avalada por Garantías.

“La exposición de los tres jóvenes fue contundente sobre cómo ocurrieron los hechos”, describió un investigador. Una vez detenido, el pastor, que actualmente trabaja como técnico y programador informático, declaró ante el fiscal y aceptó que mantuvo relaciones consentidas porque eran pareja con dos de los denunciantes y desconoció haber mantenido algún tipo de vínculo con el tercero de los jóvenes.

Ahora la justicia tiene 15 días, prorrogables por otros 15 más, para definir su situación. La imputación que pesa sobre el detenido es la de abuso sexual agravado por configurar un sometimiento gravemente ultrajante para la víctima y por ser su autor miembro de un culto y encargado de la guarda en concurso ideal con corrupción de menores agravada en dos hechos, y en el tercero también agravada por acceso carnal.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram