Wednesday 20 de January, 2021

Papá Noel manejó un colectivo de la 216 para regalar sonrisas a grandes y chicos del oeste

Por noveno año consecutivo, Ariel se disfrazó y condujo con sus sobrinas, las duendes, por las calles Morón, Hurlingham e Ituzaingó. Imperdibles rostros de niños y niñas, que siempre regalar emociones con sólo apreciar su ilusión.

Otra vez Papá Noel condujo un colectivo de la Línea 216. Como ya es tradición por las calles del conurbano, Ariel se disfrazó y se puso al frente de la unidad para cumplir con su turno habitual, que arrancó a las 4 de la madrugada de ayer. Cuando terminó su recorrido, en vez de irse a dormir a su casa tuvo una vuelta más dedicada a regalar emociones.

Primer Plano Online se subió al interno 382, acondicionado especialmente para la ocasión, y pudo captar las emociones que vivió el conductor, que hizo el trayecto acompañado de sus sobrinas, las duendes, y otro compañero de trabajo, que manejo en los tramos en los que él bajó para entregar en persona los regalitos a nenas y nenes que se acercaron sorprendidos por la novedad.

Para Ariel es el noveno año que se encarga de esta hermosa obra de amor. No existe una sola ocasión en la que, cuando este medio lo aborda, se deje llevar por la naturalidad de un sentimiento tan profundo como conmovedor. Sus ojos lo expresan: es él quien agradece a las familias, a la empresa y a sus compañeros de trabajo por protagonizar un momento al que define como “único”.

“La gente se portó muy bien. Mucha ilusión en los chicos, que es lo más lindo que hay, pero los grandes también se prendieron. La verdad que, a pesar de todo lo malo que se vive, es como que das un respiro, una alegría”, le dijo Ariel a la cámara de Primer Plano Online.

El colectivo y Papá Noel: un combo que una vez más despertó el sentimiento más noble en grandes y chicos

La junta de bolsitas con golosinas superó a la que pudieron reunir el año pasado, cosa que ya fue un éxito de antemano: de las 700 de 2019 a más de mil este 2020. Tuvieron colaboración de la empresa además, que como cada Navidad permite que se utilice el colectivo para realizar la travesía.

El chofer terminó su horario laboral al mediodía en la cabecera de Morón, fue al baño, tomó agua fresca y se subió nuevamente al TrineoBondi para seguir entregando sonrisas en distintos barrios populares de Morón, Hurlingham e Ituzaingó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram