Saturday 25 de June, 2022

Paro en la planta Pirelli de Merlo por el fracaso en la revisión paritaria de 2021 y reclamo de aumento en horas extras

Trabajadores se manifiestan en las puertas de la empresa, que está paralizada. El gremio SUTNA había cerrado una suba anual del 50 por ciento, pero los trabajadores aseguran que quedaron debajo del registro de inflación. El lunes hay una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo y, de no haber acuerdo, evaluarán los pasos a seguir.

La planta Pirelli de Merlo está paralizada desde el comienzo de este viernes por 24 horas

Un paro de trabajadores mantiene paralizada planta de fabricación de neumáticos de la empresa Pirelli en Merlo. Es por el fracaso en la negociación con la patronal para revisar la paritaria de 2021, que vence recién en julio de este año, pero que se había acordado reconsiderar en marzo y desde entonces no hay acuerdo.

Lo que reclaman desde el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) es incorporar más puntos de mejora en los salarios que superen al 50% acordado a mitad del año pasado, y que las horas trabajadas los fines de semana se paguen al 200 por ciento.

“Nosotros somos conducción desde 2016 y venimos arrastrando un atraso salarial de décadas. Atravesamos una conciliación obligatoria, que se terminó y hoy estamos haciendo este paro en las tres fábricas”, explicó a Primer Plano Online Juan José Anchaba, secretario general de SUTNA Merlo.

Las tres plantas que se encuentran paralizadas totalmente a lo largo de la jornada son, además de Pirelli, Fate y Firestone. Cuando se sentaron a dialogar en marzo, tal como estaba acordado, las empresas se excusaron en que estaban equilibrados los acuerdos alcanzados con la inflación del año.

Sin embargo, hay un dato a considerar: si bien todavía los números de mayo y junio no están, entre abril de 2021 y mismo año de 2022 el costo de vida creció un 58 por ciento. Es decir, ya superó esa paritaria.

Necesitamos un tramo más para tener un aumento de salario real y que no sea simplemente llegar a superar la inflación. No encontramos respuesta positiva de las empresas. Y nosotros le hemos demostrado que las patronales pueden pagar esos aumentos”, agregó Anchaba.

El gremialista también graficó con un número contundente. “El costo laboral de cada compañero es de mil pesos por cada cubierta del auto más vendido. Estamos cansados de trabajadores que tienen que hacer changas para cubrir las necesidades de sus familias”, cerró.

El lunes hay una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo y, de no haber acuerdo, evaluarán los pasos a seguir. El conflicto se da de bruces con la actitud que tanto llamó la atención de la empresa Bridgestone, que a principios de año determinó repartir el excedente de sus ganancias en la Argentina con sus trabajadores pero ahora niega una recomposición de sueldos.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram