Friday 9 de December, 2022

El pedido de una mujer víctima de violencia de género en Ituzaingó: “no quiero que esto termine en una masacre”

Julieta es la mamá del bebé que fue abandonado por su padre en el interior de un vehículo en plena persecución policial, tal cual describió Primer Plano Online hace dos semanas. El sujeto está preso porque, además de atacarla, le mintió: no había salido de la cárcel en libertad condicional sino que se había escapado y tenía orden de captura.

Julieta con Sergio y el pequeño bebé de la pareja, que fue dejado abandonado en el auto en medio de una persecución policial

La historia que hace dos semanas contó Primer Plano Online tiene un nuevo capítulo, tanto o más dramático que el inicial. Es que Julieta, la mamá del bebé de seis meses abandonado por su propio padre a bordo de un auto en medio de una persecución policial en Ituzaingó, es víctima de violencia de género y pide ayuda por anticipado porque teme que cuando el hombre recupere su libertad sean peores las cosas.

El pánico de la mamá del chiquito comenzó casi en el mismo momento en que su expareja quedó detenido. La mujer, que trabaja de empleada en una estación de servicio y desde hacía ocho años mantenía una relación con Sergio C. (32), se había dirigido a la comisaría 4ª de San Alberto a radicar la denuncia por la violencia que padecía.

Aquel 19 de septiembre, día en que este medio publicó el increíble raid que puso en peligro la vida del bebé de seis meses, el sujeto la golpeó en la cabeza “cuando le pedí que cuide al nene mientras yo preparaba la comida”. La criatura es hijo en común de la pareja y esa discusión previa, que derivó en los golpes, arrancó con palabras muy hirientes del sujeto hacia Julieta: “por qué lo tuviste si yo no lo quería tener”, por ejemplo.

La mujer le pidió primero que se fuera, y ante la negativa se fue a la comisaría a radicar la denuncia. Cuando volvió, Sergio arrancó y se fue con el auto de ella, con el bebé a bordo. Lo siguió la Policía, aceleró por algunas cuadras y frenó el auto para escapar corriendo. Se metió en dos casas y fue reducido por los agentes, que cuando le preguntaron por qué había hecho eso respondió: “a te vas a enterar”.

Denuncia por violencia de género derivó en persecución a sujeto que escapó con bebé como escudo humano

Esa contestación tiene una explicación que la propia Julieta conoció ahí mismo: el padre de su hijo estaba cumpliendo una condena a cinco años tras robar un comercio de ropa en Ramos Mejía en 2018 y no salió en libertad condicional en diciembre, como le dijo. En rigor, se había escapado de la Unidad Penal 40 de Lomas de Zamora y tenía una orden de captura vigente desde entonces. A ella le pareció extraño que, pese a presenciar el parto, no haya querido darle el apellido a su hijo ni tramitar la inscripción en el Registro Civil.

Por eso, su denuncia terminó siendo clave para que la justicia termine con un doble delito: que deje de estar prófugo, por un lado, y que deje de ejercer violencia sobre Julieta. Ahora le queda un año más de condena y el temor que empieza a atravesar la mujer es para el momento en que salga, en noviembre de 2023. “El cayó preso por la droga, porque no necesitó nunca plata. Si él robó fue para drogarse, no por necesidad”, le contó su expareja a Primer Plano Online.

Desde que volvió a estar detenido, Sergio la llama a diario a Julieta, que optó por no atenderlo más. “En la cárcel se consigue mucha más droga que afuera”, lamentó la mujer, y de ahí su pánico. “Es una persona que está enferma, porque alguien en sus cabales no hace lo que él hizo con el hijo. Y yo espero que la justicia tome nota de esto porque no quiero que esto termine en una masacre”, cerró la vecina, que también es mamá de otro nene de doce años de una pareja anterior.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram