Saturday 25 de September, 2021

La pelea entre dos familias en una casa floja de papeles derivó en un escándalo en Castelar sur

Durante sábado y domingo gran cantidad de efectivos policiales, incluso de Infantería, debieron estar apostados en cercanías de la vivienda, sobre la calle Revoredo al 1600. Hubo un detenido y once personas notificadas del inicio de una causa en su contra.

Ahora la justicia debe determinar, principalmente, cuál es la situación de ambas familias en relación a la casa que ocupan

Un conflicto entre familias por la ocupación de una casa “floja de papeles”, según definió una de las autoridades que intentaron mediar en el diferendo, terminó en una violenta secuencia que durante el fin de semana concitó la atención de la Policía y la justicia y que puso en alerta al barrio.

Ocurrió en una vivienda de la calle Intendente Revoredo al 1.600, en Castelar sur, donde de oficio la Fiscalía Nº 2 de Morón inició actuaciones por lesiones recíprocas, amenazas y usurpación. Pero, en el medio de una batalla campal, debió intervenir hasta la guardia de Infantería para evitar que los desmanes pasen a mayores.

Según la información oficial que logró recopilar Primer Plano Online, los hechos se iniciaron luego de un llamado al 911 que alertaba sobre una feroz pelea entre grupos que se estaba llevando a cabo en la vereda de la vivienda. “Eran alrededor de 30 personas confrontando entre sí”, precisó una fuente policial consultada por este medio.

Siempre según lo narrado, el motivo del conflicto era la ocupación de ese terreno, que está dividido en dos partes: adelante vivía una familia y atrás otra. Pero ambas aseguran tener la propiedad de la vivienda y afirman contar con la documentación que las avala como tal.

En la parte delantera, Andrea Maldonado (41) denunció ante la Policía que las personas que viven detrás de su casa hace seis años “usurparon” el lugar aprovechando que ella y su familia viajaron a Brasil de vacaciones. Desde entonces inició la causa por desalojo.

La acusada es Liliana Beatriz Ponce (40), quien habita esa porción del terreno con cinco hijos menores de edad y, según denunció, fue “echada” por la fuerza por Maldonado con ayuda de amigos y familiares. Incluso narró que le sacaron sus pertenencias a la calle. Por eso su pareja, Gustavo Daniel Nadal (42) fue aprehendido al confrontar con otros sujetos en el lugar.

Mientras, once personas, que fue supuestamente fueron quienes sacaron a Ponce y a sus hijos de la finca, fueron notificadas del inicio de una causa en su contra por lesiones recíprocas y amenazas. Cuando todo parecía controlado luego de un sábado de alta tensión, ayer domingo por la tarde la mujer desalojada regresó al lugar, con la Policía formando un muro de contención para evitar nuevos incidentes y, efectivamente, pudo reingresar a la vivienda.

Ahora la justicia debe determinar, principalmente, cuál es la situación de ambas familias en relación a la casa que ocupan y cuáles son los papeles que son reales y cuáles apócrifos, si es que hay algo de eso.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram