Wednesday 7 de December, 2022

VIDEO Persecución, tiroteo y choque de patrulleros en La Matanza tras un robo en Morón

La banda delictiva había robado un celular, cuyo reporte de GPS daba cuenta que lo tenían en San Justo. Cuando los policías pretendieron identificarlos, los sospechosos emprendieron la fuga que dio origen al seguimiento que terminó con la colisión de móviles. Malvivientes dispararon contra los uniformados y uno de ellos terminó baleado.

La colisión ocurrió en la esquina de Estanislao del Campo y Aguapey, en la localidad de Rafael Castillo

Un violento choque de patrulleros en medio de una persecución policial quedó captado por las cámaras de seguridad. Ocurrió en la esquina de Sudamérica y Hualfin, en la localidad de Rafael Castillo, en La Matanza, tras el robo de un celular ocurrido en Morón.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que la secuencia delictiva se inició a raíz de la sustracción de un teléfono IPhone cuya ubicación geográfica impactó en San Justo, sobre la calle Argentina y Juan Manuel de Rosas, tras la denuncia hecha por la víctima.

Al desplazarse hasta el lugar, efectivos policiales avistaron un Ford Focus de color gris oscuro con varios ocupantes en su interior, que ante la presencia del móvil del Comando de Patrullas arrancaron a toda velocidad para escapar, lo que dio inicio a una persecución que contó con el apoyo de otros vehículos de la fuerza para evitar la fuga.

En ese seguimiento, voceros de la investigación describieron que los malvivientes efectuaron disparos contra la Policía, cuyos agentes también repelieron la agresión con sus armas reglamentarias. En el intercambio de balas, uno de los sospechosos terminó herido en la pierna izquierda: fue identificado como José Humberto Villarreal (24).

En el interior del Focus, los investigadores incautaron dos vainas servidas de las que se intenta determinar el origen mediante pericias. Mientras, producto de la colisión, hubo cuatro agentes con heridas de diversa consideración, aunque sin riesgo de vida. Por precaución, de todos modos, recibieron atención en la clínica Figueroa Paredes.

El auto en el que circulaban los delincuentes tenía pedido de secuestro desde el 1 de mayo pasado, cuando fue robado en jurisdicción de la comisaría 3ª de Villa Luzuriaga.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram