Wednesday 12 de May, 2021

Piden perpetua para el acusado de asesinar a su exnovia de 15 años porque no quería volver con él

La sentencia contra Luis Tobías Zuchelli (21) se conocerá el próximo viernes a las 14. "Ese es el femicida de mi hija", dijo la mamá de la víctima, Emilce Ayala, asesinada en agosto de 2019 en la casa de la abuela del imputado, para quien insólitamente el abogado defensor pidió la absolución al considerar que actuó bajo “emoción violenta”.

Emilce Ayala fue golpeada y estrangulada en una habitación de la casa de la abuela del femicida, en Casanova

En la primera jornada del juicio contra Luis Tobías Zuchelli (21), único imputado por el femicidio de Emilce Ayala ocurrido el 29 de agosto de 2019 en Isidro Casanova, la fiscal Celia Cejas pidió la reclusión perpetua del acusado por considerarlo autor del delito de homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género. El próximo viernes 7 de mayo a las 14, el Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de La Matanza dará a conocer su veredicto.

El debate se realizó con los jueces y testigos en la sala de audiencia y los abogados y el imputado de manera remota mediante la plataforma Microsoft Teams, con el fin de prevenir el contagio de coronavirus. Uno de los primeros testigos en declarar fue la madre de la víctima, Julia Soledad Morel, quien señaló al acusado y dijo: «ése es el femicida de mi hija».

Consultada sobre cómo era la relación de su hija con el joven, la mujer aseguró que él era «muy malo con ella» y aclaró que Emilce no le contaba a ella lo que sucedía, aunque sí a sus amigas, de quienes supo sobre la violencia que existía en ese vínculo.

Espantoso: femicida de 19 años asesinó a su exnovia de 16 a golpes y fue detenido deambulando de madrugada

«Emi nunca dijo que era violento en la casa. Pero con las amigas era distinto y les contaba todo. Sabían de la violencia verbal y de los zamarreos. Era muy malo con ella. Hay una chica amiga que sabe mucho del pibe», expresó ante el tribunal según reflejó Télam. No obstante, dijo estar al tanto de que Zuchelli «vivió acosándola hasta el día previo al femicidio».

Luego de escuchar los testimonios, la fiscal solicitó la pena máxima para Zuchelli al igual que la abogada de la madre de Emilce, Rosa Merlo. Sin embargo, el defensor oficial del femicida pidió la absolución y planteó que se trató de un caso de «emoción violenta» en el que el acusado, si bien no es inimputable, no pudo comprender la criminalidad de sus actos. En paralelo, por insólito que parezca, requirió la libertad del joven.

Finalmente, el tribunal, integrado por los jueces Andrea Giselle Schiebeler, Alfredo Pedro Drocchi y Matías Jorge Rouco, pasó a las «últimas palabras» del imputado aunque éste decidió permanecer callado, al igual que durante el resto de la audiencia.

El hecho ventilado en el debate ocurrió el 29 de agosto de 2019, cuando Emilce fue golpeada y asfixiada en la habitación del fondo de la casa de la abuela del acusado, situada en Isidro Casanova. De acuerdo con la acusación, el imputado «tenía bien en claro que si ella -por Emilce- no quería retomar la relación, la iba a matar».

Tras el femicidio, el joven llamó por teléfono a su abuela y le dijo «me mandé una macana con Emilce», por lo que la mujer llamó a la Policía. El cuerpo de la adolescente fue hallado en esa habitación del fondo de la propiedad, adonde el joven había llevado a Emilce para tratar de convencerla de retomar la relación luego de pasarla a buscar por el colegio.

Recién cerca de la 1.30 del 30 de agosto, el acusado fue localizado y detenido cuando caminaba por colectora de ruta 3 y la calle Roma, con sentido a Cañuelas.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario