Tuesday 28 de September, 2021

EXCLUSIVO Pidieron 50 años de prisión para el empresario acusado de haber violado a sus hijas en Castelar

Alejandro Leguizamón pidió volver a declarar en la última jornada del juicio que se le sigue en el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón. En sus dichos se declaró solamente culpable de hechos de violencia ejercidos contra las denunciantes, pero nada explicó sobre las vejaciones sexuales.

Romina, una de las hijas que denunció a Leguizamón por las reiteradas violaciones a las que la sometió durante varios años

El fiscal del juicio que se le sigue al empresario Alejandro Rosario Manuel Leguizamón (55), acusado de haber violado y abusado sexualmente en reiteradas ocasiones a cuatro de sus hijas, pidió hoy 50 años de prisión por la sumatoria de hechos que se le imputan.

Ahora, el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón, integrado por su presidenta, la jueza Mariana Maldonado, y los jueces Claudio Chaminade y Juan Carlos Uboldi, dará a conocer la semana próxima la condena. En la última jornada del juicio, Leguizamón pidió nuevamente declarar, pero no hizo más que negar las vejaciones de las que lo acusan sus cuatro hijas y sólo reconoció la violencia ejercida sobre ellas.

EL TESTIMONIO DE DOS DE LAS HIJAS ABUSADAS POR EL EMPRESARIO EN PRIMER PLANO

Luego de su exposición, el fiscal Pablo Masferrer pidió que se le aplique la pena más alta contemplada en el Código Penal en orden a los delitos de abuso sexual, abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima reiterados -tres hechos-, abuso sexual con acceso carnal reiterados -en nueve oportunidades-, todos ellos agravados por haber sido cometido por ascendiente y por la situación de convivencia preexistente, todos concursados realmente entre sí y en concurso ideal con corrupción agravada por la violencia ejercida, las amenazas utilizadas y por ser el autor ascendiente y conviviente reiterada tres oportunidades, todo ello en concurso real con tenencia ilegal de arma de guerra. El abogado de las denunciantes, Yamil Castro Bianchi, coincidió con el alegato y pidió idéntico monto de pena.

Asimismo, luego de haber ventilado el caso y las diferentes exposiciones testimonios que se escucharon, desde la Fiscalía también pidieron que se abra una causa paralela y se extraigan testimonios por el abuso del que dijo haber sido víctima una de las hijas de Leguizamón por parte de un amigo de él y de su exmujer, madre de las chicas, por la violencia y el sometimiento que padeció en el tiempo en el que fueron pareja.

Alejandro Leguizamón está acusado por múltiples vejaciones contra cuatro de sus hijas

Es que en el debate Romina, una de las hijas que padeció las agresiones sexuales de su propio padre, de quien el hombre le confesó a un socio que agredía físicamente a su madre y a sus hijos varones. Incluso una vez quiso obligar a su esposa (la madre de las denunciantes) a desnudarse para tener relaciones sexuales con un cuñado, porque consideraba que lo estaba engañando. Cuando a la mujer le preguntaron en el juicio qué pensaba de su exmarido, su respuesta fue contundente: “es un monstruo”.

Como informó este medio, durante el debate hubo dos testigos que hundieron las expresiones de Leguizamón, y que confirmaron lo expresado por sus hijas. Por un lado, uno de sus socios, quien ratificó lo que oportunamente había declarado en el expediente. “Me dijo que estaba de novio con su hija, le dije que se entregue y haga tratamiento”, contó.

Por otro lado, la esposa de un empleado de la fábrica, a quien el empresario le confesó que estaba en pareja con una chica, pero con un detalle: era su hija, y que tenía dudas si estaba embarazada de él. Ella es quien narró que Leguizamón le había dicho que con lo que tenía con su hija “no es violación, es incesto”. Esa frase también se la escribió en una carta a Romina.

Consultada hace instantes para la elaboración de este artículo, Evangelina, una de las hermanas abusadas, reflexionó que «sentimos que esto es recién ahora el punto de partida para sanar, llevar esto que nos tocó como bandera de lucha y resignificarlo de esa forma».

«Estamos siempre agradecidas con quienes nos acompañaron y en especial a nuestro abogado, quien confió y se puso al hombro esta causa. Esperamos que la condena sea ejemplar y que sea ejemplo para las que lamentablemente pasan vivencias similares y las que todavía no se animan puedan hablarlo. Gracias a ustedes como medio de comunicación por siempre acompañarnos y darnos el espacio para hacer visible ésta lucha. Será justicia«, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram