Friday 7 de October, 2022

Pidieron prisión perpetua para el acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía

Leonardo Daniel Suárez (29) enfrenta la pena máxima en la escala penal solicitada por el fiscal del juicio, Sergio Antín, no sólo por el asesinato sino también por los robos de un auto y de una moto con los que intentó escapar, y por estar acompañado de una menor de edad en su accionar. El próximo martes se conocerá la sentencia del tribunal.

Leonardo Daniel Suárez, condenado a prisión perpetua por el crimen del kiosquero Roberto Sabo

El fiscal del juicio por el crimen del kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía, Sergio Antín, solicitó hoy la prisión perpetua para Leonardo Daniel Suárez (29), el acusado de haber ultimado al comerciante durante un asalto y de haber robado un auto y una moto para huir siempre acompañado por una menor de edad.

Cabe recordar que el martes pasado, en la primera audiencia del debate, el imputado confesó ante el tribunal que había sido él quien gatilló contra la víctima fatal, pero que se le escaparon los disparos. Y que incluso, mientras duró la secuencia criminal, hasta atendió a algunos clientes que se acercaron a comprar al negocio mientras tenía al comerciante tirado en el suelo y apuntado con un arma.

Cuando me estaba yendo me tomó de los tobillos y me hizo caer al suelo. Forcejeamos, me intentó sacar una de las dos armas y se me escapó un disparo”, confesó Suárez. Su relato pormenorizado duró casi 50 minutos ante la atónita mirada de la familia del kiosquero, que presenció la audiencia. Gran parte de lo que narró estaba constatado en la instrucción que llevó adelante el fiscal del caso, Federico Medone. Esa confesión dio prácticamente por concluido el juicio.

El asesino cuando fue capturado y el kiosquero Roberto Sabo, cuyo crimen causó una fuerte conmoción pública

A partir de lo ventilado, Antín solicitó la pena máxima para el asesino confeso, además de su declaración de reincidencia. Le imputa los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego y por la participación de una menor de edad; portación ilegal de arma de fuego de uso civil; portación ilegal de arma de guerra por el caso de Sabo.

Además, lo acusó por robo agravado por el uso de armas con la participación de una menor en el caso del remisero al que le sustrajo el Ford Focus con el que escapó tras matar a su víctima y con el que terminó chocando a las pocas cuadras, y hurto también con intervención de una menor en el caso del delivery al que le robó la moto a bordo de la cual fue detenido poco después del estremecedor crimen.

El veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de La Matanza, presidido por el juez Arturo Gavier e integrado también por Lucila Pacheco y Diego Burgueño, se dará a conocer el próximo martes a través de una plataforma virtual.

El asesinato ocurrió en pleno mediodía de aquel domingo 7 de noviembre de 2021, una semana antes de las elecciones legislativas de 2021. Sabo (45) fue abordado por una pareja con fines de robo en el drugstore de su propiedad. El hombre resistió el atraco y fue baleado en varias partes del cuerpo, aunque el disparo letal fue en la cabeza.

Cuando la Policía llegó al lugar tras un llamado al 911, la víctima ya estaba sin vida, tendida de cúbito dorsal. De relevamiento hecho por cámaras de seguridad los investigadores corroboraron que un sujeto salió del local después del hecho y se fugó a bordo de un vehículo Ford Focus negro. Allí, en cercanías del comercio estaba el dueño del auto, quien dijo haber sido llevado a punta de pistola por la pareja que asesinó al kiosquero.

De inmediato los uniformados establecieron un operativo cerrojo en la zona y lograron detectar a las pocas cuadras al coche robado, que terminó chocando contra un árbol en el cruce de Saavedra y Alvear. La pareja señalada por los testigos bajó del Focus, escapó a pie e ingresó a un supermercado chino. Allí el hombre y la joven compraron algunas cosas, se cambiaron de ropa y, al salir, robaron una moto a un muchacho de 30 años.

En esas circunstancias los uniformados llegaron al lugar advertidos por el 911 del robo en proceso y lograron visualizar a la pareja en avenida de Mayo circulando con sentido a Rivadavia. Ahí les cerraron el paso y lograron aprehender a Suárez (29), domiciliado en Ciudadela, y a Y.G.R. (15) oriunda de Fuerte Apache.

Suárez había estado antes del crimen seis años preso por robo y recuperó su libertad en agosto de 2020. La acusación que enfrenta es la de homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego y por involucrar en el hecho a una menor de edad, con lo cual la pena en expectativa es de la perpetua.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram