Sunday 25 de September, 2022

Un poco más de nafta al fuego: ahora, el Gobierno provincial difundió las cifras de los chicos que dejaron la escuela pública en marzo

En un nuevo capítulo del enfrentamiento con los gremios docentes, la administración Vidal dio a conocer que un total de 8693 estudiantes de diversos municipios pidieron el pase a establecimientos privados. Moreno, el distrito en el que hubo más casos.

Aulas vacías
No hay, en el horizonte cercano, una fecha estimativa para la vuelta a clases presenciales, al menos en la región metropolitana

El gobierno de María Eugenia Vidal difundió ayer un crítico informe que revela que 5591 alumnos que asistían a escuelas públicas bonaerenses solicitaron durante marzo su pase a colegios privados, en medio del conflicto docente que ya se cobró 14 días de clases por los paros. El estudio añade que otros 3102 estudiantes optaron por dejar los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires y comenzar a cursar en instituciones de otras jurisdicciones. En consecuencia, 8693 chicos dejaron la escuela pública bonaerense.

Aprovechando el momento de tensión con los gremios docentes y la falta de entendimiento para resolver el conflicto salarial, un estrecho colaborador de la gobernadora le dijo al diario La Nación que “las estadísticas reflejan el disgusto de los padres por los días de clases perdidos”. «No podemos decir que en todos los casos son iguales, pero creemos que esta migración al sector privado y a otras jurisdicciones responde a un hartazgo de las familias con los conflictos. Muchos de los que optan por otras escuelas lo hacen en los límites con la Capital», explicó el interlocutor.

Los cinco municipios que encabezan la lista con mayor número de chicos que solicitaron pasar de la escuela pública a la privada están en manos de intendentes kirchneristas y peronistas. Por ejemplo en Moreno, que administra el camporista Walter Festa, 717 chicos optaron por cambiarse a instituciones pagas, según detalla el informe. En el segundo puesto de la lista con mayor migración se encuentra Malvinas Argentinas. En ese municipio que es liderado por el secretario de la juventud del PJ Nacional, Leonardo Nardini. Allí hubo 464 alumnos que pidieron su pase a establecimientos privados y otros 82 que se cambiaron de jurisdicción.

En Almirante Brown, las tierras de Mariano Cascallares, las aulas públicas fueron abandonadas por 357 estudiantes que durante el mes pasado solicitaron pasarse a instituciones aranceladas y otros 275 que optaron por cambiarse de jurisdicción. En Lomas de Zamora, distrito gobernado por Martín Isaurralde, también hubo migración al sector privado. Allí, 275 chicos dejaron los colegios públicos para pasarse a institutos privados y otros 61 estudiantes se cambiaron de partido. En Ezeiza, municipio que administra Alejandro Granados, ex ministro de Seguridad de Daniel Scioli y uno de los intendentes peronistas que coqueteó con el gobierno de Vidal, 260 chicos se pasaron a escuelas privadas y otros 130 alumnos se cambiaron de jurisdicción.

Las fuentes que elaboraron el informe prefirieron no atribuirle al conflicto docente el cambio de jurisdicción. «Podemos deducir que hay muchas familias que se mudaron de la provincia de Buenos Aires a otras provincias y por eso pidieron el cambio. Pero lo que llama mucho la atención es que la gran mayoría de estos chicos iban a escuelas de distritos que están pegados a la Capital.»

En la parte del informe donde se detallan los cambios de jurisdicción, la nómina es encabezada otra vez por distritos del Frente para la Victoria: en San Martín 323 padres pidieron el cambio de jurisdicción de sus hijos; en Almirante Brown con 275 alumnos se pasaron de sistema escolar, en Avellaneda 190 estudiantes hicieron lo mismo; en San Miguel, 185 y en Lanús con 130.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram