Sunday 28 de November, 2021

Polémica por las minigobernaciones que proyecta Kicillof: ya licitó la compra de los primeros cuatro edificios

“Son un gasto desmedido que no responde al contexto crítico que estamos atravesando", lo cruzaron desde Juntos por el Cambio. El gobierno provincial defiende el emprendimiento y argumenta que el objetivo “es mejorar la calidad de atención al público, mediante sistemas orientados a la atención personalizada”.

Un modelo de los edificios que proyecta construir Kicillof en la mayoría de los Municipios bonaerenses

El Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, a través de la Subsecretaría de Obras Públicas y en articulación con el Ministerio de Gobierno bonaerense, licitó las obras para la construcción de las primeras cuatro Casas de la Provincia, que estarán emplazadas en los Municipios de Baradero, Chascomús, Olavarría y Ezeiza.

Según explicaron desde el gobierno de Axel Kicillof, estos edificios “están destinados a acercar el Estado Provincial a los vecinos y vecinas de todo el territorio bonaerense”. Lo que se busca es “brindar un espacio a aquellos organismos provinciales que tienen presencia en los Municipios, con el fin de agilizar los distintos trámites administrativos”.

En principio se erigirán en 134 de los 135 distritos que tiene la provincia, debido a que en La Plata están las principales sedes gubernamentales. Entre las dependencias que podrá albergar cada edificio se encuentran el Registro Provincial de las Personas, el Instituto de Previsión Social, IOMA, ARBA, Patronato de Liberados, delegaciones del Ministerio de Trabajo, Educación y Ministerio de Mujeres, entre otras.

Según un comunicado oficial del gobierno bonaerense, este emprendimiento “implica una mejora en las condiciones laborales de los trabajadores que se desempeñan en estos organismos que funcionan en los municipios”, y también conlleva un ahorro para la provincia “ya que la mayoría de esas dependencias hoy deben alquilar locales para funcionar”. “El objetivo es mejorar la calidad de atención al público, mediante sistemas orientados a la ventanilla única y la atención personalizada”, se precisó.

“La pandemia y las consecuentes limitaciones para desplazarse de un punto a otro hoy han puesto en evidencia la enorme necesidad, que ya existía en el interior provincial, de contar con sedes descentralizadas del gobierno provincial, que permitan agilizar los trámites sin necesidad de recorrer cientos de kilómetros hasta La Plata o a las grandes ciudades”, reflexionó la ministra de Gobierno, Teresa García.

Las estructuras a construir serán accesibles y ambientalmente sustentables, con paneles solares para bajar el consumo eléctrico, artefactos LED y la recuperación de aguas de lluvia. Además, serán construcciones flexibles, previendo modificaciones según la necesidad de cada municipio, así como transformaciones tecnológicas o administrativas.

El presupuesto oficial para las Casas de la Provincia de Chascomús, Ezeiza y Olavarría, que se edificarán en tres plantas, fue superior a los 182 millones de pesos cada una. Por su parte, el edificio contemplado para Baradero, de dos plantas, implica una inversión de más de 146 millones de pesos por parte del gobierno bonaerense.

CRÍTICAS OPOSITORAS

Desde el bloque de Senadores de Juntos por el Cambio solicitarán informes al Poder Ejecutivo para conocer detalles del gasto previsto, al que cuestionan por el crítico contexto que atraviesa la Provincia como para destinar esos fondos a otra cosa que no sea la compra de vacunas o de equipamiento para el sistema de salud, ya que estamos hablando de 2.900.000 millones de pesos».

El texto, impulsado por el senador Gabino Tapia, lleva las firmas de sus pares de bancada Daniela Reich, Felicitas Beccar Varela, Lucrecia Egger y Juan Fiorini. «En lugar de apoyarse en los intendentes, sean del partido que sean pero elegidos por cada comunidad, el gobernador gasta recursos de todos los bonaerenses para seguir pagando militancia partidaria sin sentido», expresó Tapia.

«Resulta llamativo, en este contexto, que avancen con estos gastos desmedidos en lugar de destinarlos a la lucha contra el covid-19 o al acompañamiento de los sectores más afectados por las medidas restrictivas adoptadas», agregó y remató: «es una obscenidad en estos momentos y una muestra más de incoherencia que deja de manifiesto que lo único que les importa es la construcción de relato y militancia sustentada con recursos públicos».

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram