Saturday 25 de September, 2021

Por una cerveza sin fiar, asesinó con un nunchaku y una cuchilla a un almacenero en plena calle

Lo atacó salvajemente y le provocó diversas heridas en el cuerpo que derivaron en la muerte de Reynaldo Silvestre Quiroz (35), de nacionalidad boliviana. El agresor quedó detenido luego de intentar fugarse, cosa que fue impedida por vecinos y la Policía.

La calle en la que llevaba adelante el almacén el ciudadano boliviano salvajemente asesinado en la tarde del sábado

Irracional violencia en las calles del conurbano. Un almacenero fue asesinado a cuchillazos y con golpes provocados con un nunchaku en la calle, a plena luz del día, por un vecino de su comercio al que se negó a darle fiada una cerveza. El atacante quedó filmado y fue detenido por habitantes del barrio y la Policía cuando pretendía escapar, luego de haber robado dos vehículos en su sangrienta fuga.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que el hecho sucedió en la calle Parral al 3.400 entre Pampa y Derqui, de la localidad de San Justo, en La Matanza. Allí, en un almacén de barrio comenzó la pelea entre Reynaldo Silvestre Quiroz (35), de nacionalidad boliviana, y Matías Andrade (29), quien vivía a la vuelta del comercio, sobre la calle Derqui al 4100.

Reynaldo Silvestre Quiroz (35), de nacionalidad boliviana, fue asesinado en la puerta de su almacén

Lo cierto es que el agresor, además de asestarle varias puñaladas y pegarle con la herramienta usada en artes marciales, dejó mal herido al almacenero, que agonizó por varias horas hasta fallecer esta mañana en el hospital Balestrini. El asesino, en tanto, amenazó con el arma blanca a otro vecino de la cuadra para robarle su rodado, un VW Suran negro. Con ese auto recorrió algunas calles hasta que lo abandonó en Lynch y Peribebuy, a menos de un kilómetro del crimen.

Ahí dejó abandonado ese rodado y se robó otro: un Renault Megane con el que siguió su huida por otras 20 cuadras, hasta que fue interceptado en Rucci y Pekín. Lo venía siguiendo la Policía mediante un operativo cerrojo del que participaban varios móviles pero fue clave la intervención vecinal, que evitó que el asesino siga su alocada huida luego de atropellar a una mujer.

Andrade (foto inferior) quedó detenido a disposición de la UFI Nº 3 de La Matanza imputado de los delitos de homicidio y robo automotor reiterado. El fiscal Arnaldo Gastón Bianchi ya recaratuló el hecho a raíz de la muerte del almacenero.

Matías Andrade (29)vivía a la vuelta del comercio, sobre la calle Derqui al 4100: ahora pasará varios años en la cárcel

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram