Tuesday 26 de October, 2021

Segundas marcas al poder: con los precios de los alimentos por las nubes ganan lugar en las compras diarias

Hay Pymes locales con productos de gran calidad que se consiguen a la mitad del valor que las empresas reconocidas en el mercado. “En el día a día vemos cómo crece la venta de mermeladas, fideos, pan lactal, galletitas de pequeñas marcas en detrimento de las monopólicas”, reflexionó el almacenero Fernando Savore.

Precios imposibles
Los precios están imposibles y continúan aumentando al ritmo de la inflación mensual

“Cuando yo era chico las galletitas de las dos marcas importantes, que hoy siguen estando, eran las ricas, y las otras eran pastosas, no muy ricas que digamos. Pero hoy todo cambió. ¿Por qué no darles la oportunidad a nuestras marcas pymes?”

Fernando Savore, presidente de la Federación de Entidades de Autoservicistas Almaceneros, Supermercadistas y Polirrubros de Buenos Aires (FABA) y comerciante de Villa Sarmiento, parece haber encontrado la fórmula para combatir los permanentes aumentos de precios sobre todo en productos alimenticios: que las pequeñas empresas ganen terreno en el mercado local en detrimento de las monopólicas, que son las que terminan fijando valores.

“Estamos viendo muchas familias que se llevan productos de nuestras empresas Pymes. Ven un pan lactal, que pesaba 600 gramos y ahora le sacaron 50 para que pese 550, que ya viene troquelado para ser vendido a 260 pesos, cuando hay otro producto de igual calidad que se puede vender a 130, las diferencias son monstruosas: estamos hablando del doble”, continuó Savore en conversación con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano por la señal Somos, de Cablevisión.

Por este motivo, desde FABA le hicieron llegar una nota al presidente Alberto Fernández con la finalidad de “poder acercar las pequeñas y medianas empresas a todos nuestros comercios”, con la preocupación central puesta en las razones logísticas de distribución de esa mercadería.

Carta De FABA Al Presidente Alberto Fernández

“Esta situación muestra una gran dificultad, tanto para los productores como para nosotros, ya que, inevitablemente y en Buenos Aires en particular, caemos en un sistema monopólico de compra y venta, que no siempre refleja alta calidad”, explican en el escrito, que también tiene una propuesta.

“Habiendo gran cantidad de espacios, galpones, etc. vacíos o en estado ocioso, la idea es poder contar con el apoyo económico del Estado para que dichas empresas puedan hacer llegar sus productos a esos lugares, que podrían estar distribuidos estratégicamente, de manera tal que el comerciante acceda a la compra y así, el precio no se viera encarecido por dichas circunstancias”, completaron. Por ahora no tuvieron respuestas.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram