Friday 26 de February, 2021

Presentaron la Guía de Implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo a profesionales de la salud

Se trata de un material dirigido a todo el personal sanitario como así también a funcionarios públicos cuyo objetivo es "orientar las prácticas del equipo de salud en la atención y cuidado de las personas en situación de interrupción del embarazo y postaborto".

Hasta la semana 14 de gestación las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar podrán acceder a la interrupción voluntaria del embarazo cuando así lo requieran

El Gobierno bonaerense presentó hoy la guía de acción para orientar en la aplicación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a los profesionales de la salud del distrito, en el marco de la promulgación de la Ley 27.610 y la firma de la resolución que aprueba su aplicación en la provincia de Buenos Aires.

«Todas las mujeres que a partir de hoy tengan la necesidad o sienten que tienen el derecho de tener un aborto dentro de los marcos que fija la ley de interrupción voluntaria del embarazo, lo van a poder hacer», dijo el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, durante el acto de presentación realizado en la Casa de Gobierno, en la ciudad de La Plata.

El funcionario precisó que «el sistema sanitario de la provincia de Buenos Aires va a dar respuesta a todas las mujeres que quieran realizar, dentro del marco que establece la ley, una interrupción voluntaria del embarazo». «Sin la lucha en las calles, esto no hubiese sido posible, si no hubiese existido esa marea verde, quizás algunas legisladoras y legisladores no hubiesen cambiado su manera de pensar», reflexionó el ministro.

Guía Interrupción Voluntaria Del Embarazo 15 1

La nueva ley establece un régimen legal mixto de plazos y causales. Hasta la semana 14 de gestación las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar podrán acceder a la interrupción voluntaria del embarazo, cuando así lo requieran. Luego de ese período gestacional, podrán acceder a la interrupción por las siguientes causales: a) el embarazo sea producto de una violación; b) se encuentre en riesgo la salud o la vida de la persona gestante.

Con este nuevo régimen la decisión de la interrupción del embarazo es de las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar; mientras que el rol de los equipos de salud es acompañar esa decisión. Esto conlleva a una redistribución del poder en la escena de la consulta médica que contribuye al modelo de atención en salud que se está construyendo desde el Ministerio. Un modelo que sea sostenedor del deseo, respetuoso y centrado en políticas de cuidado. Es una política de justicia social porque reduce las inequidades en salud, de género y socioeconómicas.

Los establecimientos de salud tendrán la obligación de brindar el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo en un plazo de 10 días corridos desde que la práctica sea requerida por la persona gestante. Para ello, el Ministerio de Salud trabaja en conjunto con otros Ministerios y Municipios, a fin de generar la capacidad técnica para la resolución y la formalización de las redes de derivación para las situaciones que así lo requieran, para poder garantizar la práctica en ese plazo.

La Guía presentada está dirigida a todo el personal de salud, como así también a funcionarios públicos, con el objetivo de «orientar las prácticas del equipo de salud en la atención y cuidado de las personas en situación de interrupción del embarazo y postaborto». «El objetivo es garantizar estas prácticas, contribuyendo a la disminución de la morbimortalidad prevenible y promoviendo el ejercicio pleno de los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos de las personas», se planteó.

La ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, celebró la elaboración de la guía y dijo que «hoy es un día de alegría, emociones, y de derechos conquistados». Para la funcionaria, se trata de un documento preparado especialmente para los efectores de salud de la provincia de Buenos Aires, que viene a ser un documento segmentario del protocolo de implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

La ministra adelantó que la Interrupción Voluntaria del Embarazo estará accesible «en todo el sistema de salud, público, privado, con obras sociales incluidas». «En la práctica, la mujer se realiza la atención ginecológica en los consultorios de planificación familiar y a partir de ahí, hay diez días, según lo que establece la ley como máximo para que se de la respuesta para que se acceda a la práctica».

Agregó que la práctica se realiza durante el primer trimestre, con un medicamento, que es el misoprostol, que se elabora en la provincia de Santa Fe y que la provincia ya utilizaba para la Interrupción Legal del Embarazo que existía hasta ahora. «El sistema público de salud las va a tener para dar, también el programa de salud reproductiva compró, porque así como entrega los insumos de métodos anticonceptivos, también ha incorporado el misoprostrol que lo entrega para que llega a todo el país», cerró Díaz.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram