Monday 12 de April, 2021

Primer Plano Online comenzó el año con una gran noticia: el alta médica del vecino de Hurlingham trasplantado de hígado

Julio Carrizo ya está en su casa, luego de una recuperación que los médicos definieron como “verdaderamente milagrosa”. Se trata del broche de oro para el trabajo periodístico intenso de un año durísimo, que nos deja como reflexión que la apuesta por la vida no se negocia.

Julio Carrizo podrá elevar una copa simbólicamente para recibir el 2021 en su casa, con su familia, luego de atravesar un trasplante hepático

Julio Carrizo pasó un fin de año especial junto a su familia en su casa de Hurlingham. Es que después de tantos días de espera del hígado que requería su estado de salud para que el organismo continuará funcionando y tras superar una compleja operación de trasplante, volvió a elevar una copa (aunque más no sea simbólica) para darle la bienvenida a 2021.

Después de salir del coma farmacológico dispuesto por los médicos, lo fueron despertando de a poco y le retiraron el respirador, aunque debieron ponerle oxígeno con una máscara. Si bien la operación había sido un éxito, en rigor todo dependía de la evolución, de que no rechace el órgano y que lentamente vaya retomando cada una de sus funciones.

Como informó Primer Plano Online, Julio estuvo durante algunas semanas primero en la lista de emergencia nacional a la espera de un trasplante hepático cadavérico. Por su enfermedad de base, tenía fallas renales, bilirrubina alta y bajo oxígeno. El escenario era desesperante. Lo internaron en el sanatorio Anchorena, de Capital Federal, y cuando apareció el órgano fue llevado al Hospital Alemán para la práctica.

Julio Carrizo y su esposa Stella Maris Martino, que lo acompañó en todas las etapas de la enfermedad y su posterior operación

“La noche de Navidad ya estaba sin oxígeno, y se fue recuperando de a poco. Cuando lo fuimos a ver el sábado pasado nos encontramos con que lo habían llevado a piso. Le controlaban la glucosa y ya recibía poca medicación, aunque mantenía la sonda. El lunes la médica nos informó que ya estaba para irse a casa y pasar fin de año en familia”, contó a Primer Plano Online emocionada Stella Maris Martino, la esposa de Julio.

El martes, en medio de trámites que ella realizaba con la obra social, la llamaron del hospital para transmitirle que tenía el alta y que durante la tarde-noche una ambulancia lo iba a llevar a su casa. Eufórica, la familia de Julio preparó todo para recibirlo y, si bien se demoró, a la medianoche, el vecino trasplantado llegó a su hogar.

“Estamos con los ejercicios que tiene que hacer, cuidándolo para que haga las cosas como se tienen que hacer. El lunes que viene volvemos a los controles. Dijeron los médicos fue un verdadero milagro, más allá de que ellos son un equipo de excelencia”, remató Stella Maris.

El próximo 9 de enero se cumplirá el primer mes del trasplante de Julio. De su nueva vida, de esta oportunidad que la ciencia le otorga. Para Primer Plano Online, narrar su historia es el broche de oro de un trabajo intenso en el marco de un año durísimo para todos y todas. Cerrarlo así es una decisión editorial: apostar a la vida por sobre cualquier cosa.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram