Tuesday 7 de February, 2023

Prisión preventiva y millonario embargo para seis integrantes de la banda narco ‘Los Quitapenas’ en Hurlingham

La decisión de la Justicia Federal de Morón recayó en Yair Ezequiel Pérez, sindicado como líder de la organización; su hermana Sheila Marlene Pérez; su cuñado y desafectado de su función como policía de la Bonaerense Marcelo Fabián Tonianes; y los otros miembros Sergio Darío Moreira, Mariano Alberto Sabatelli y Luciano Adriel Pereyra.

El mega operativo fue realizado en la madrugada del 26 de noviembre, con trece allanamientos simultáneos

EXCLUSIVO Prisión preventiva para seis integrantes de la banda narco denominada ‘Los Quitapenas’, que comercializaba drogas ilícitas desde kioscos de Hurlingham e Ituzaingó.

La decisión fue tomada por el juez Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto, a cargo del Juzgado Federal Nº 3 de Morón, tras la investigación y los elementos reunidos por Leonardo Cano, titular de la Secretaría Nº 11, por el fiscal Santiago Marquevich, responsable de la Fiscalía Federal de Hurlingham, y su fiscal auxiliar Eduardo Suárez.

Así, quienes seguirán tras las rejas son Yair Ezequiel Pérez, sindicado como líder de la organización; su hermana Sheila Marlene Pérez; su cuñado y desafectado de su función como policía de la Bonaerense Marcelo Fabián Tonianes; y los otros miembros de la banda Sergio Darío Moreira, Mariano Alberto Sabatelli y Luciano Adriel Pereyra.

Según la resolución a la que tuvo acceso Primer Plano Online, la justicia dispuso, asimismo, embargos de cinco millones de pesos para Yair Pérez; de cuatro millones para Sabatelli y Tonianes; y de tres millones para Sheila Pérez, Luciano Pereyra y Sergio Moreira. La acusación que enfrentan es la de ser responsables del delito de tráfico de estupefacientes, en la modalidad de tenencia con fines de comercialización, agravado por el número de intervinientes.

Como se recordará, la investigación se inició a partir de una denuncia anónima sobre venta de drogas realizada ante la Jefatura Departamental de Hurlingham el 30 de noviembre de 2021. Desde entonces los investigadores comenzaron a reunir elementos para intentar determinar la veracidad de la presentación, que incluyó material fotográfico, escuchas telefónicas, filmaciones y seguimientos.

En el trayecto, además, se supo que el entonces policía Tonianes había sufrido, en el marco de sus funciones, un enfrentamiento armado que lo dejó herido y sin posibilidades de poder continuar trabajando, por lo que luego de ese episodio montó un comercio del rubro verdulería en la calle Cañada de La Cruz y Adrián Luna de Hurlingham.

Allí se observó la presencia de gran cantidad de personas que excedían la venta y habitual movimiento de clientes en ese negocio, lo que abrió las sospechas que luego, en uno de los allanamientos, se confirmaron: ahí también se vendía droga. Un movimiento similar se observó en el comercio de Cayetano Valdés al 4.300 de Villa Tesei, también bajo la tutela de Tonianes.

En las tareas encubiertas “se vio el ir y venir también de un gran caudal de personas, los que son atendidos por una ventanilla del comercio, pudiéndose determinar en sucesivas ocasiones maniobras de ‘pasamanos’”, se indica en la resolución del juez Tezano Pintos. Esa prueba considera que el expolicía, cuñado de Yair Pérez, cumplía el rol de distribuidor de la banda.

En el fallo también fue procesado pero sin prisión preventiva, es decir, recuperó su libertad pero sigue siendo parte de la causa, Brian Sebastián Antiveros, a quien la justicia no encontró elementos para considerarlo parte de la organización y sí consumidor. Por eso, en orden al delito de tenencia ilegítima de estupefacientes, la justicia le trabó un embargo de $ 400.000. Además, sigue siendo investigado.

Por último, fue liberada por falta de mérito Rosa Marité Martínez Ávalos, dueña de la casa donde vivía el único prófugo que aún tiene la causa. Allí funcionaba lo que se conoce como “cocina” de sustancias estupefacientes, pero la mujer brindó detalles en su declaración y reveló que el imputado “hace meses que no se encontraba en el lugar”, lo que fue corroborado por las tareas de campo policial. En ese domicilio incautaron más de seis kilos de cocaína y dos armas de fuego, abandonadas por el evadido.

COMO CONTÓ ESTE MEDIO, LOS LUGARES ALLANADOS FUERON:

-Local comercial identificado como ‘El Quitapenas’, de la calle Teodoro Fels entre Zweig y Rasero de Villa Tesei;

-Local comercial llamado ‘La Tóxica’ ubicado en la calle Palacios entre Los Criollos y Santo Domingo de Morón Sur;

-Local comercial de la calle Cayetano Valdez entre Tigre y Lángara del Barrio Mitre de Villa Tesei;

-Vivienda de la calle Hidalgo y Padre Arrieta, de la localidad de Castelar;

-Domicilio de la calle Lucero, entre General Alvear y Laprida, de Ituzaingó;

-Inmueble de la calle La Yerra, entre Segundo Sombra y 10 de Noviembre, en Udaondo, partido de Ituzaingó;

-Domicilio de la calle Presidente Perón, entre Esmeralda y Julio Cortázar, de Quilmes;

-Tres viviendas de la calle Las Camelias y Las Calas de la localidad de Ciudad Evita, en La Matanza;

-Propiedad de la calle Honorio Pueyrredón, entre Europa y Thorne, de Ituzaingó;

-Finca de la calle Manco Cápac, entre Bordabehere y Bonpland, de Moreno;

-Domicilio de la avenida Gobernador Vergara, entre Pedro Martínez y Félix Delatte, de Hurlingham.