Wednesday 16 de June, 2021

Dictaron la prisión preventiva para el sujeto que le disparó los 14 balazos a Damián Di Bella en Merlo

Lo dispuso la jueza de Garantías Cecilia Drago a solicitud de la Fiscalía Nº 5, que investiga el caso. Nicolás Jaime está acusado de homicidio agravado por su comisión con alevosía y con el empleo de arma de fuego en grado de tentativa y portación ilegal de arma de guerra. La víctima sigue peleando por su vida y ahora le confirmaron que tiene meningitis.

Damián Di Bella pelea por su vida: a una semana de haber sido baleado en la nuca todavía no se sabe cuáles serán las secuelas en su cuerpo

La justicia de Garantías de Morón dictó la prisión preventiva para Nicolás Jaime, el sujeto que fue filmado por cámaras de seguridad disparando 14 balazos contra Damián Di Bella en Merlo. La víctima del feroz ataque aún pelea por su vida y permanece internado en el hospital Eva Perón de ese distrito.

La decisión fue adoptada por la jueza María Cecilia Drago, del Juzgado de Garantías Nº 4 del mencionado Departamento Judicial, a solicitud de la Fiscalía Nº 5, integrada por Marisa Monti y Claudio Oviedo, quienes le imputan al acusado los delitos de homicidio agravado por su comisión con alevosía y con el empleo de arma de fuego en grado de tentativa y portación ilegal de arma de guerra.

Con la preventiva, la jueza también giró un pedido al Servicio Penitenciario Bonaerense la solicitud de un cupo para alejar a Jaime en una unidad carcelaria y sacarlo del ámbito de las comisarías locales, donde pasa sus días desde que se entregó. Para la justicia, que el sujeto haya estado durante los cuatro días posteriores al ataque en condición de prófugo amerita su condición de encierro, dado que esa acción hacer presumir su intención de entorpecer la investigación. Es que ese tiempo en la clandestinidad le sirvió, entre otras cosas, para descartar “tanto del arma de fuego utilizada cuanto del vehículo en que se trasladaba”.

Como informó Primer Plano Online, el pasado 17 de abril aproximadamente a las 22:30, Damián Ignacio Di Bella se desplazaba a bordo de su Volkswagen Gol -que había comprado hacía menos de un mes- a metros del cruce de las calles Belén y Daguerre de Barrio Matera, en Merlo. En esas circunstancias se cruzó con Nicolas Emanuel Jaime, quien se desplazaba en sentido contrario a bordo de una motocicleta de alta cilindrada similar al modelo Duke de color negro con llantas de color naranja.

Nicolás Jaime se entregó cuatro días después del sangriento ataque: de todos modos logró deshacerse del arma usada y de la moto

Allí, sin mediar palabra alguna, Jaime extrajo de entre sus ropas una pistola calibre 9 milímetros que portaba sin  autorización, con la cual apuntó al cuerpo del conductor, desde una distancia de cuanto menos un metro, quien inmediatamente aceleró la marcha para ponerse a salvo. Luego el atacante le efectuó al menos seis disparos por la espalda. Como Di Bella no detuvo su marcha e intentó escapar, Jaime salió en su persecución y lo alcanzó a tres cuadras del lugar, en cercanías de la calle Ancón y Lacroze, donde vació su cargador contra el muchacho.

Uno de los disparos ingresó debajo de la nuca de Damián, tras atravesar el apoya cabezas del asiento del rodado. Así y todo, herido de gravedad, la víctima logró conducir hasta perder el control, subir a la vereda, arrancar un
árbol pequeño, derribar un poste de luz y colisionar contra la pared del frente de la vivienda, mientras el agresor huyó. Todo sucedió luego de una charla que había mantenido Di Bella con la novia de Jaime, con la que se iba a encontrar en una plaza como amigos que eran de hace alrededor de cuatro años.

Un like en redes sociales habría sido la excusa de semejante acción criminal, que se logra descubrir no sólo por cámaras de seguridad sino también por el propio testimonio de Damián, quien convaleciente en el hospital Eva Perón, de Merlo, alcanzó a balbucearle a su hermana que «el que me disparó fue el novio de M., con quien me iba a ver en la plaza, él se llama Manu. Yo no me pude bajar del auto».

Consultada por Primer Plano Online, Lorena Gervasi, la mamá de la víctima, contó ayer que su hijo permanece internado y con un cuadro delicado. Es que todavía no se saben las secuelas que quedarán en su cuerpo luego de haber sufrido la amputación de más de la mitad de su médula y que sigue con fiebre y una pérdida de líquido linfático. Además, en un estudio le confirmaron que sufre meningitis, con lo cual está con medicación también para enfrentar esa enfermedad.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram