Tuesday 26 de January, 2021

El problema de las franquicias en detrimento de los profesionales: los martilleros también pelean contra multinacionales

Los dueños de inmobiliarias pelean desde hace años contra una suerte de UBER del sector. La ley provincial rechaza que el negocio pueda ser desempeñado por agentes que no sean colegiados. Mirá el video con la explicación del fenómeno.

Martilleros
Roberto Spallanzani durante la entrevista con Adrián Noriega y el panel de Primer Plano Recargado

Hace diez años que los profesionales martilleros de todo el país iniciaron acciones legales contra la empresa multinacional REMAX por ejercicio ilegal de la profesión. La primera acción concreta contra esa firma fue en julio de 2007, que fue cuando abrió su primera originaria en la capital bonaerense: La Plata. La denuncia fue civil y penal, con el argumento de que es una empresa inmobiliaria extranjera, estadounidense, que realiza un completo “ejercicio ilegal” en Argentina ya que la ley vigente exige a la inmobiliaria que ponga el nombre propio del martillero, y REMAX es un nombre de fantasía o comercial. Es, en rigor, una suerte de UBER de las inmobiliarias.

La normativa que rige a las inmobiliarias en territorio bonaerense (Ley 10.973) establece de manera taxativa que no se puede franquiciar la profesión de los martilleros, ya que se debe contar con un título profesional para ejercer como tal. La citada firma y otras franquicias, como el Grupo Mega, violan ese régimen normativo porque tienen agentes que los capacitan en pocos meses en las propias franquicias e inmediatamente los habilitan a operar como vendedores.

“Las profesiones no se franquician sino que son indelegables. Y más en una actividad como la nuestra, que es histórica”, manifestó Roberto Spallanzani, titular del Colegio de Martilleros del Departamento Judicial Morón. Sí: los profesionales inmobiliarios se rigen según las normas territoriales de los nucleamientos descentralizados de la justicia.

Durante una entrevista con el panel del programa periodístico Primer Plano Recargado, Spallanzani detalló que las personas que quieran comprar, vender o alquilar una propiedad o inmueble siempre tienen que hablar con un profesional, y exigir que un matriculado los asesore y brinde seguridad jurídica y contable para las operaciones inmobiliarios de cualquier índole: inversión, compra directa o incluso alquiler. “Es más que lógico y entendible que una inmobiliaria tenga una estructura con empleados, como cualquier otra profesión pueda tener una estructura formal con empleados que asistan. Pero una cosa es eso y otra es que ejerzan la profesión”, graficó.

“Pensemos en otras profesiones que están colegiadas y que también sufren este avance como es el caso concreto de los farmacéuticos y su lucha contra Farmacity. O en el caso de que nos tengamos que sacar sangre y vayamos a alguien que recibe un curso en algún laboratorio sin tener la formación de técnico necesaria para poder desempeñarse”, fundamentó. REMAX acaba de abrir un local en Castelar, partido de Morón.

Los ciudadanos pueden desconocer que esto es un problema hasta que se topan con un mal desempeño o intervención al no recibir la atención de un profesional. Esto, además de provocar tal vez un daño irreparable en el tema de la salud o una estafa con los ahorros de toda una vida si una operación inmobiliaria sale mal, no podrán recurrir a efectuar su reclamo o denuncia a ningún Colegio Profesional.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram