Monday 21 de September, 2020

Protesta de repartidores en Hurlingham: se quejan de los “permanentes robos” que sufren

Como ocurrió la semana pasada en Merlo, este grupo de trabajadores esenciales en medio de la pandemia está “completamente precarizado” y a la buena de Dios en las calles del conurbano, cuando llegan hasta cualquier rincón a llevar compras hechas mediante aplicaciones digitales.

Los repartidores de aplicaciones son trabajadores esenciales en medio de la pandemia para que el resto de la población cumpla la cuarentena

“No nos vamos nada, que nos saquen a patadas”, cantaban varios repartidores que ayer protestaron en la intersección de la avenida Vergara y Jauretche, en Hurlingham, para reclamar medidas de seguridad frente a la cantidad de delitos que vienen sufriendo en los últimos días.

Sin un interlocutor visible que hiciera de vocero de la protesta, dado que “somos todos iguales”, ese grupo de trabajadores esenciales se queja de ser un blanco fácil para los delincuentes, dado que están perfectamente identificados en la vía pública.

Además de ser golpeados y hasta baleados en los respectivos ataques que padecen, se quejan de la falta de respuestas de las autoridades. Ellos recorren cotidianamente las calles del conurbano y terminan a merced de que el destino les permita ir y volver a sus casas sin tener que lamentar ser víctimas de la peligrosidad de las calles.

Reclamos de repartidores de Pedidos Ya en Merlo por seguridad: “nos roban todos los días”

“No solamente sufrimos robos, sino que estamos expuestos al virus y a la locura de la gente al manejar. Nuestro trabajo es de alto riesgo y estamos totalmente precarizados, sabiendo que si tenemos algún problema nadie se hace cargo, desde que se rompa la moto hasta que le pase algo al pedido que vas a entregar”, planteó uno de los manifestantes en conversación con Primer Plano Online.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram