Friday 30 de September, 2022

Pudo ser un desastre: vecino con deterioro cognitivo fue víctima del cuento del tío en su casa de Morón

Ocurrió sobre la calle Monseñor Angelilli, a una cuadra de la cancha del Deportivo Morón. Según narró el yerno de la víctima una pareja encontró al hombre caminando por la calle y lo engañó con el pretexto de que tenía plata para dejarle a su hija.

De oscuro, el abuelo engañado; de ropa clara, el hombre y la mujer que concretaron el cuento del tío

Un vecino de Morón que padece deterioro cognitivo fue víctima del denominado cuento del tío. Mediante engaños, una pareja que le cruzó el auto mientras el hombre caminaba por la calle lo llevó engañado hasta su casa, con la excusa de que tenían un fuerte monto de dinero para dejarle a su hija.

“¿Cómo le va, señor? Recién pasamos por su casa, tocamos timbre y no había nadie”, le habló el varón de la pareja, un hombre de alrededor de 50 años que quedó filmado en la maniobra. “No, no hay nadie porque mi yerno está trabajando y mi hija se fue a hacer cosas”, respondió inocentemente el abuelo.

Ese anzuelo fue lo que completó el ardid, porque brindó la información necesaria para que completen la trampa. “Que pena, porque tengo diez mil dólares (sic) para dejarle a su hija, que me dijo que pase”, refirió el estafador, que reparó en el peligro que implicaba entregarle semejante monto de dinero en la calle.

Lógico: todo era una mentira, pero ante un hombre solo e indefenso, que no entendía bien lo que pasaba. Es que el nivel avanzado de su enfermedad le complejiza entender determinados temas, como fue el caso. Carlos, su yerno, le contó a Primer Plano Online que fue el único momento en que estuvo solo, y justamente se lo llevaron a vivir con él para estar acompañado.

La víctima fue hasta su casa, y la mujer que era parte de la maniobra delictiva bajó del auto, abrió el portón e hizo ingresar a su cómplice a la casa. “Pobre, nunca se enteró que le robaron”, describió el yerno del vecino engañado. Todo se completó en una vivienda de la calle Monseñor Enrique Angelelli, a una cuadra de la cancha del Deportivo Morón.

Ya en el interior de la vivienda, al hombre le hicieron anotar varios números, supuestamente de teléfono, para que quede un registro de quién era que fue a la finca. Al rato ingresó otro joven, que lo saludó con un beso y con total naturalidad. “Mi suegro no se dio cuenta de nada. Lo trataron bien, si hasta la mujer se sentó en la cama con él”, describió Carlos.

Lo único que le llevaron fue un teléfono celular, pero estuvieron cinco minutos en el domicilio y revisaron absolutamente todo. En un interín la víctima llamó a su yerno, le informó que en su casa estaba un tal Claudio López “que te trajo una plata, está en tu pieza”, a lo cual el yerno puso quinta y aceleró para llegar cuanto antes.

Pero ya era tarde: se habían ido. De todos modos, quedaron filmados y la familia se encargó de que el video se haga viral. Y la inocencia de ese pobre abuelo: cuando aceleraron para irse, les pidió que “esperen un ratito que ya llega mi yerno”.

La Policía y la justicia tiene las herramientas como para salir a buscar a esta gente. Hay más cámaras que captaron hasta el rodado en el que se movilizaban, así que es cuestión de salir a hacer su trabajo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram