Friday 30 de September, 2022

VIDEOS Quién era el motochorro que murió en Castelar tras ser baleado por un policía

Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que el policía que disparó no está imputado por ningún delito. Si bien la bala ingresó por la escápula del fallecido, los testimonios recogidos en la cuadra dan cuenta de que actuó luego del delito y mientras lo amenazaron.

La moto que le robaron a la pareja fue abandonada por los delincuentes a 150 metros del lugar

Por la mecánica del hecho, el ángulo de tiro y el balazo en la escápula del lado izquierdo, el efectivo de la Policía de la Ciudad que ayer mató a un motochorro en Castelar sur no quedó imputado en la causa penal que se inició a raíz del deceso del delincuente.

Así lo confirmaron a Primer Plano Online fuentes judiciales consultadas para la elaboración de este artículo. W.F., numerario de la fuerza porteña destinado al área de Despliegue de Intervenciones Rápidas, intervino ayer por la tarde luego de observar que dos ladrones armados y a punta de pistola le robaron la moto a un matrimonio en la calle Prudan al 1000, en la mencionada localidad de Morón.

El agente se encontraba en su auto, vio cómo los malvivientes cometían el asalto y esperó que las víctimas, un hombre de 51 años y una mujer de 37 -que no ofrecieron resistencia- se pusieran a salvo. Bajó de su auto, dio la voz de alto y el motochorro fallecido, que se había subido en el rodado de la pareja, le apuntó con el arma para escapar. En esas circunstancias es que disparó.

“Hubo testigos del hecho que ratificaron la versión del policía. Por eso no se adoptó temperamento con él, porque todo indica que actuó en defensa propia y de terceros ante una amenaza latente”, consignó un investigador ante la pregunta de este medio.

Ambos delincuentes huyeron a bordo de la moto en la que circulaban y la que terminaban de robar, que luego el fallecido abandonó a 150 metros para seguir viaje con su cómplice. Pero a las doce cuadras, en Estanislao López y Miguel de Unamuno, quien viajaba como acompañante cayó en el asfalto, ya sin vida. Tenía un balazo en la escápula y murió desangrado. Su compañero de fechorías le sacó la pistola que tenía en la cintura cuando lo dejó abandonado en la calle.

La familia identificó al fallecido a raíz de publicaciones en redes sociales y medios periodísticos. Se trataba de Diego Omar Rodríguez, de 22 años y domiciliado en la calle Lincoln al 1.700 de Libertad, partido de Merlo. Un dato que pudo corroborar este medio: hace diez días la casa del sujeto había sido allanada en el marco de una investigación por una serie de hechos cometidos en Castelar, también bajo la modalidad motochorros.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram