Friday 23 de October, 2020

Quisieron linchar a funcionarios judiciales de Morón y terminaron encerrados en un contenedor

Detalles exclusivos de una violenta secuencia que se vivió en el marco del programa El Estado en tu Barrio, y como parte de una iniciativa para acercar la justicia a los vecinos. El barrio Carlos Gardel fue el escenario de una jornada con insultos, cruces verbales, piedrazos e intento de agresión física.

El Estado en tu Barrio
El programa suele aglutinar gran cantidad de vecinos para realizar diferentes trámites de gestión estatal

Como se sabe, el Estado en tu Barrio es un programa promovido por los Gobiernos nacional y provincial en conjunto con los Municipios. En ese marco, y a través de presencias itinerantes en diversas zonas del conurbano, cada una de las dependencias estatales en donde los vecinos realizan trámites habitualmente ponen personal a disposición para que la gente pueda evacuar dudas e inquietudes y también tenga la chance de realizar sus respectivas gestiones.

La Procuración General de la Provincia de Buenos Aires firmó un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para ser parte de la iniciativa, con el objeto de que el Poder Judicial tenga contacto directo con las problemáticas vecinales y así acercar la justicia a la gente. Por eso, desde hace un mes y días, entre los stands de ANSeS, del RENAPER y de los distintos organismos estatales, uno de los puestos que se podía ver era de la justicia.

La traumática secuencia que describe en exclusiva Primer Plano Online fue experimentada por personal de la Fiscalía General y de la Defensoría General del Departamento Judicial Morón. Y ocurrió en el barrio Carlos Gardel, zona caliente dentro del distrito. A decir verdad, casi todos los organismos nacionales y provinciales que forman parte de El Estado en tu Barrio de a poco fueron desapareciendo, y cuando el programa desembarcó en esa región geográfica, varios de los empleados de las diferentes dependencias no asistieron para atender sus puestos.

El Estado en tu Barrio

El viernes 3 de agosto, los únicos que fueron a cumplir con su tarea fueron los judiciales de Morón: eran doce personas en total. La jornada estaba fea en cuanto al clima, porque la combinación de viento, lluvia y frío hizo q mucha gente no saliera de su casa. Cerca de 12.45, el personal de la Defensoría y de la Fiscalía General intentó salir del trucks (contenedor móvil que hace las veces de oficina) a fumar un cigarrillo, pero al intentar abrir la puerta de entrada y salida se dio cuenta que estaba trabada desde afuera.

Era una maniobra organizada por sujetos mayores y menores de edad, que estaban ahí, dispuestos a continuar con una agresión colectiva. Rápidamente, cuando los empleados se dieron cuenta, los agresores comenzaron a golpear el habitáculo, y toda la tranquilidad de ese viernes nublado y lluvioso, se convirtió en un caos. Uno de los atacantes quiso ingresar al puesto de la justicia de Morón a la fuerza: primeros fueron insultos, luego golpes de puño, y hasta intentó con otra persona (que por su apariencia era mayor de edad) abrir con una barreta el puesto haciendo palanca.

Por suerte, el intento fracasó y no lograron acceder, pero los insultos, cruces verbales, piedrazos e intento de agresión física siguió, ante el pánico que se despertó en la mayoría de mujeres ubicadas en el contenedor. Lo curioso del caso, y que provocó aún más ira en las víctimas del ataque, es que a media cuadra del lugar está ubicado un destacamento de Gendarmería, y los efectivos de esa fuerza acudieron en asistencia sólo cuando la agresión había terminado. Un rato antes de que cese el ataque los empleados judiciales pudieron llamar al 911 y, a los pocos minutos, llegó también la Policía.

Después del violento episodio, tanto el Fiscal General de Morón, Federico Nieva Woodgate, como la jefa de los Defensores Oficiales de ese Departamento Judicial, Claudia Bonanata, informaron lo sucedido a Julio Conte Grand, titular de la Procuración General bonaerense, a través de una carta. Y la decisión fue unánime: la justicia de Morón se retira del programa El Mercado en tu Barrio por considerar que no está garantizada la seguridad del personal.

El procurador respaldó la decisión de Nieva Woodgate y de Bonanata. La denuncia por el hecho quedó radicada en la Fiscalía Nº 6, a cargo del fiscal Sergio Di Leo, que quedó bajo la carátula de amenazas e intento de agresión. Pero todavía no hay imputados ni mucho menos detenidos. Otro dato que ilustra el momento vivido: en una visita de supervisión al trabajo de los empleados a cargo, Bonanata fue a ‘La Gardel’ y sufrió un ataque de similares características.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram