Monday 26 de July, 2021

Recapturaron en Hurlingham a depravado que abusó de la hija de su expareja: la víctima tenía 13 años

Si bien los hechos ocurrieron en Bahía Blanca, el acusado se había radicado en ese distrito del oeste del conurbano y esquivaba dar respuestas a la justicia, que no lograba ubicarlo. Un equipo especial de la Policía Federal logró encontrarlo y arrestarlo.

El sujeto había arrancado una nueva vida en Hurlingham, lejos del daño del que está acusado haber provocado

Una división especial de agentes de la Policía Federal Argentina (PFA) logró recapturar en Hurlingham a un sujeto que permanecía prófugo de la justicia por haber abusado sexualmente de una menor de 13 años, hija de su pareja de entonces.

Si bien el acusado había estado detenido y recuperó su libertad mientras duraba el proceso en su contra, lo cierto es que desde que dejó la comisaría en la que estuvo alojado nunca más había podido ser hallado por la fiscal encargada de la investigación.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Primer Plano Online que los hechos tuvieron lugar en 2014 en Bahía Blanca. La denunciante fue la mamá de la víctima, que mantenía una relación con el imputado. El caso quedó en manos de la fiscal Marina Lara, de la UFI Nº 14 de ese Departamento Judicial, especializada en violencia de género y delitos contra la integridad sexual.

De inmediato se dispuso la detención del acusado, pero a los pocos días, mientras se sustentaba el expediente, el hombre recuperó su libertad. Esa circunstancia la aprovechó para darse a la fuga y arrancar una nueva vida en el conurbano, lejos del daño provocado que le imputa la justicia. Los resultados de la Cámara Gesell practicada a la menor, sumado a las declaraciones testimoniales de la madre y la propia víctima, menor, fueron elementos clave para que la justicia de Garantías ordene la detención inmediata del depravado.

Desde hace casi siete años el sujeto permanecía en condición de prófugo. Por eso su búsqueda fue derivada a la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la PFA, dada la expertíz en materia de investigaciones y perfiles criminales de abusadores sexuales.

Los ciberagentes obtuvieron los indicios que establecieron el lugar de residencia del imputado como así también efectuaron tareas investigativas consultando distintas fuentes y bases de datos institucionales, que ayudaron a identificar perfiles en las redes sociales que lo vinculaban.

Así pudieron geo-localizaron varios domicilios en Hurlingham, desde donde el sujeto interactuaba con la web. Allí, más concretamente en la localidad de William Morris, se desplegó un fuerte operativo policial con brigadas policiales, que lograron capturar al prófugo, que enfrenta cargos por abuso sexual agravado por el vínculo y por ser la víctima una menor de edad.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram