Tuesday 24 de May, 2022

Rechazaron la libertad condicional del conductor que dejó en estado vegetativo a Macarena Mendizábal

El tribunal interviniente también dispuso el traslado inmediato de Santiago Silvoso a una cárcel dentro del ámbito del Servicio Penitenciario Federal. El automovilista que chocó al auto en que viajaba la joven vecina de Ramos Mejía fue condenado a tres años de cárcel de cumplimiento efectivo.

Macarena pasa sus días con reiteradas complejidades producto de su situación de salud

Santiago Silvoso seguirá en la cárcel. El Juzgado Nacional de Ejecución Penal Nº 1 rechazó el pedido de libertad condicional realizado por la defensa del sujeto que atropelló con su auto y le provocó lesiones de tal magnitud a la joven vecina de Ramos Mejía Macarena Mendizábal, a punto tal que la chica se encuentra en un estado vegetativo irreversible.

El juez José Pérez Arias dispuso no hacer lugar a la incorporación de Silvoso al régimen de libertad condicional en relación a la pena de tres años de prisión a la que fue condenado por el siniestro vial en el que fue víctima la chica, actualmente de 27 años. La pena del conductor se cumplirá el 1 de junio de 2024 y, hasta entonces, deberá permanecer privado de su libertad.

En la misma resolución, ordenó “el inmediato traslado” del condenado al ámbito del Servicio Penitenciario Federal (SPF) “a los efectos de continuar con el cumplimiento de la pena oportunamente impuesta”. Es que Silvoso, desde que se entregó una vez que la Cámara de Casación ratificó la sentencia en su contra y decidió no apelarla, permanece alojado en una alcaidía.

Entre los argumentos esgrimidos por los abogados de la familia de Macarena, Roberto Schlägel y Natalio Nicodemo, para oponerse a la libertad transitoria se encuentran elementos como “falta de arrepentimiento, carencia absoluta de empatía hacia Macarena y su familia, mendacidad en cada una de sus declaraciones (que no cruzó en rojo, que no iba a alta velocidad), que son circunstancias que agravan los padecimientos de sus víctimas”.

Santiago Silvoso cumple privado de su libertad la condena que le aplicó la justicia por el desastre que provocó

“Los únicos acercamientos que había tenido Silvoso al expediente consistieron en pedidos de autorizaciones para realizar viajes de placer al exterior”, afirmaron los letrados, quienes también recordaron que el sujeto nunca brindó ayuda económica o intentó reparar el daño causado. Por el contrario: “no dudó en insolventarse luego del suceso”.

Si bien no fue vinculante, el juez también tomó en consideración el informe elevado por el Cuerpo Interdisciplinario del Centro de Alojamiento de Contraventores de la Policía de la Ciudad. Ante los especialistas, Silvoso “reconoció los hechos por los que fue condenado, relatando los mismos sin consecuente correlato afectivo, buscando justificarse y proyectando parte de la responsabilidad de su violento accionar en el entorno y en la víctima”.

 

La mañana del 5 de abril de 2015, Silvoso manejaba a más de 100 kilómetros por hora, pese a que tenía una licencia habilitante como corredor de la Fórmula 4 Metropolitana y era una persona avezada al volante. Según los testigos, iba haciendo zigzag y el test de alcoholemia mostró que tenía 1.46 de alcohol en sangre, casi el triple de lo permitido. El desastre que provocó dejó a Maca en un estado de inconciencia permanente, es decir, vegetativo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram