Wednesday 7 de December, 2022

AHORA Rechazaron los planteos de nulidad y el caso Diego Roda quedó listo para el juicio

Así lo determinó la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Morón, que dio por válida la investigación realizada por el fiscal Marcelo Tavolaro. En total, dos efectivos policiales están detenidos acusados de haberle disparado al comerciante y a su esposa, a la que le provocaron heridas, luego de confundirlos con delincuentes en un claro caso de gatillo fácil. Hay jefes de la fuerza, comisarios, compañeros y hasta dos civiles involucrados por encubrimiento.

Crimen de Diego Roda
Los padres de Diego Roda mantienen firme el pedido de justicia por el asesinato del comerciante de Ituzaingó

EXCLUSIVO: después de más de seis años de una angustia que no encuentra consuelo, el crimen del comerciante Diego Roda en el barrio Parque Alvear llega a juicio. Así lo confirmó la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Morón, que dio por válida la investigación realizada por el fiscal Marcelo Tavolaro y rechazó los planteos de nulidad presentados por varios de los actores involucrados principalmente en lo que se conoce como cadena de encubrimiento tras lo que se determinó fue un caso de gatillo fácil policial.

A partir de esta decisión, sólo resta que el tribunal designado disponga la fecha en la que se realizará el debate. Como informó Primer Plano Online, por el asesinato están acusados de ser los autores materiales Fernando Aníbal Grané y Gerardo Gabriel San Miguel, quienes eran en aquel momento agentes de la Policía Local de Ituzaingó y le dispararon al auto conducido por Roda en el que también estaba su viuda, Virginia Tueso, a quien hirieron, y el pequeño Pedro, hijo de la pareja que apenas tenía doce días de vida.

Fernando Grané (de remera blanca) y Gerardo San Miguel fueron exonerados de la Policía y ahora enfrentan duros cargos por el crimen del comerciante de Ituzaingó

La investigación de Tavolaro, fiscal de la UFI Descentralizada Nº 1 de Ituzaingó, quitó el velo de complicidades y mentiras en torno al caso, que la propia Policía intentó hacer pasar por un intento de robo de dos ladrones que escapaban tras asaltar a una mujer en Caseros. Ese vehículo, una Peugeot Partner, lo abandonaron en la calle Aguaribay, entre Saldán y El Delta enel barrio Parque Alvear, a pocos metros de donde el infortunado verdulero salía con su familia de la casa de sus suegros.

Tras dejar tirada la camioneta, los delincuentes fugaron a la carrera. Pasados 50 segundos llegó a ese lugar una comitiva policial integrada por Grané, San Miguel, la agente Camila Pazos y su compañero Maximiliano Ramos, integrantes de la Policía Local de Ituzaingó. Revisaron la camioneta y, al no hallar a sus ocupantes, Grané y San Miguel fueron en busca de ambos mientras que Pazos y Ramos se quedaron al lado del rodado.

En esas circunstancias los efectivos fueron advertidos de que los malvivientes huyeron por la calle El Delta, desde donde a la altura del 2.300 salía Roda con su esposa e hijo de la casa de su suegra. Según quedó probado en la investigación, los policías dispararon al menos cinco veces contra la humanidad del comerciante: tres con el arma de San Miguel y las otras dos con la de Grané. A Diego lo mataron casi en el acto, pese a que manejó una cuadra prácticamente agonizando; a su mujer le provocaron dos heridas de bala en el antebrazo derecho.

LA RECONSTRUCCIÓN

Según la acusación del fiscal, hubo en la investigación un cúmulo de yerros intencionales del que fueron parte jefes policiales, compañeros de Grané y de San Martín y hasta dos vecinos que inventaron una historia para ayudar a la versión oficial inicial que procuraba impunidad. Siempre intentaron, en rigor, acusar a esos dos desconocidos ladrones de ser los autores de los disparos. Y hasta detuvieron a dos jóvenes a las pocas horas, que lógicamente luego recuperaron la libertad.

“Un grupo de personas, la mayoría de ellos funcionarios de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se determinaron a encubrir el hecho” con el objetivo de que puedan “sustraerse a la acción de la justicia”. Para eso, “callaron, falsearon, mintieron y/o omitieron la verdad”, incluso con “chivos expiatorios” en favor de los mencionados acusados. Así lo consignó Tavolaro y ratificó luego la justicia de Garantías y ahora la Cámara de Apelaciones con la firma de los jueces Fernando Bellido y Diego Grau.

En síntesis, quienes enfrentarán el juicio y los cargos en su contra son:

-Fernando Aníbal Grané: acusado de homicidio agravado por haber sido cometido por personal de una fuerza de seguridad abusando de su función reiterado -2 hechos-, uno en grado de tentativa y falsedad ideológica de documento público, todos ellos unidos materialmente entre sí.

-Gerardo Gabriel San Miguel: homicidio agravado por haber sido cometido por personal de una fuerza de seguridad abusando de su función reiterado -2 hechos-, uno en grado de tentativa y falsedad ideológica de documento público, todos ellos unidos materialmente entre sí.

-Comisario Daniel Fernando Pérez (jefe de la comisaría de Villa Ariza en 2016): acusado del delito de encubrimiento por favorecimiento personal agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave y por ser el autor funcionario público, falsedad ideológica de documento público y falso testimonio, unidos materialmente entre sí.

-Sergio Fabian Andrés Barrientos: acusado de encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave y por ser el autor funcionario público, falsedad ideológica de documento público y falso testimonio, unidos en concurso real.

-Diego Agustín Carreiras: imputado por encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave y por ser el autor funcionario público, falso testimonio agravado reiterado -dos hechos- instigación a cometer falso testimonio agravado reiterado -cuatro hecho- y falsedad ideológica de documento público reiterada -dos hechos-, todos ellos en concurso real entre sí.

-Alejandro Tomas Salomón (civil): encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave, falsedad ideológica de instrumento público y falso testimonio agravado reiterado -dos hechos-, unidos materialmente entre sí.

-Johana Belén Vukman (civil): encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave, falsedad ideológica de instrumento público y falso testimonio agravado reiterado -dos hechos-, unidos materialmente entre sí.

-Camila Fernanda Pazos: encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave y por ser el autor funcionario público, falso testimonio y falsedad ideológica de documento público, todos ellos en concurso real entre sí.

-Maximiliano Gastón Ramos: encubrimiento agravado por tratarse del hecho precedente un delito especialmente grave y por ser el autor funcionario público, falso testimonio y falsedad ideológica de documento público, todos ellos en concurso real entre sí.

-Maximiliano Duarte: partícipe necesario en la comisión del delito de falsedad ideológica de instrumento público.

YA EN 2019 PRIMER PLANO ONLINE TE HABÍA REVELADO EL GIRO EN LA CAUSA

INFORME EXCLUSIVO-Giro en la causa por un crimen que estremeció a Ituzaingó: todo indica que al comerciante Diego Roda lo mató una bala policial

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram