Friday 23 de October, 2020

Rejas, contenedores tras las puertas y policías: la triste realidad del Hospital Posadas reflejada en un informe de tv

El secretario de Salud de la Nación reiteró que no hay decisión de reducir el plantel de profesionales médicos ni de achicar servicios, pero sus expresiones se contrastaron con la enorme cantidad de despidos registrados en el establecimiento sanitario.

Hospital Posadas
Trabajadores de la salud echados durante el macrismo vuelven a ocupar sus cargos en el Hospital Posadas

Un informe televisivo realizado por el periodista Gonzalo Rodríguez (ex CQC) para el noticiero de Canal 9 desnudó la situación que se vive en el Hospital Posadas y ratificó algo que ya había dado a conocer Primer Plano Online: el argumento utilizado por las silenciosas autoridades del nosocomio es falaz a propósito del despido de profesionales de diversas áreas.

Incluso, el logro del informe fue contrastar la versión oficial con la expuesta por los trabajadores cesanteados, quienes en múltiples casos desmienten haber recibido el telegrama de aviso de que no estaba cumpliendo con los horarios a partir de la puesta en funciones de un sistema biométrico de ingreso y egreso en el centro de salud.

Mirta Jaime, secretaria general de la CICOP, denunció que en los últimos dos años hubo más de 1.300 despidos, y que el objetivo de las autoridades es reducir a 30 las 127 especialidades que se prestan en el hospital. “Hoy se cerró el área de Ecografía Pediátrica”, explicitó la médica. Colegas suyos detallaron cuáles son los problemas que eso acarrea en los pacientes.

El cronista recorrió el edificio y se encontró con múltiples rejas que impedían llegar hasta el tercer piso, donde se encuentran las autoridades del Posadas. En el trayecto también había puertas cerradas, trabadas con containers y mucho personal de seguridad privada y de la Policía Federal que le impidió acceder a las oficinas de los directores.

Gonzalito también logró entrevistar al secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, quien desmintió que exista una decisión política de reducir servicios en el Posadas. En la charla, el funcionario explicó lo del sistema de registro biométrico de asistencia, pero quedó en offside cuando intentó defender el envío de telegramas de preaviso a los profesionales, y no directamente de cesantías, como en verdad ocurrió.

El secretario leyó al aire una de las cartas que recibieron los trabajadores y se comprometió en persona a intervenir para revisar los casos en donde se haya cometido algún error. “Se está revisando caso por caso y si hubo algún error se va a reparar”, cerró Rubinstein.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram