Wednesday 28 de October, 2020

Relato del dolor: “no sé cómo voy a hacer para volver a la escuela sin nuestros compañeros que ya no están”

En medio de la desolación, Cristina Ibarra, auxiliar ayudante de cocina y mujer que trabajaba codo a codo con Sandra y Rubén en la escuela de Moreno, le contó a Primer Plano Online la tragedia, pero desde un lugar terrenal. Su testimonio es, por momentos, desgarrador.

Sandra con el equipo de la escuela 49
Cristina (la morocha de la punta derecha en la foto) junto a Sandra, Rubén y todos los auxiliares en el festejo por los 50 años de la escuela que explotó el jueves

Como siempre que una situación conmocionante y de fuerte impacto social ocurre, la tendencia inicial invita a pensar que puede tratarse de un punto de inflexión. Esta semana explotó una escuela acá nomás, en Moreno, en el primer cordón del conurbano. Zona densamente poblada, carente de recursos como tantas otras zonas, con enormes inequidades de orden económico y una inaudita desgracia, en medio de tantas otras.

Las muertes de Sandra Calamano, vicedirectora, y de Rubén Rodríguez, auxiliar de cocina, todavía duelen, hielan la sangre y serán difíciles de olvidar. Pero no para los medios, que encontrarán cualquier noticia para reemplazarla, sino para aquellos que experimentarán sus ausencias a cada instante. “No sé cómo voy a hacer para volver a la escuela sin nuestros compañeros que ya no están”, le dijo anoche a Primer Plano Online Cristina Ibarra, auxiliar ayudante de cocina de ese colegio, uno de los pocos con doble escolaridad en el distrito.

En medio de una charla telefónica con el cronista de este medio, la mujer no salió ni un segundo de su tono cortado por el llanto, señal de angustia, de desesperación. Para ella estalló su lugar de trabajo, el ámbito en el que todos los días está, allí donde debía haber llegado para ser parte de la desgracia. Pero que se demoró por apenas unos segundos, dado que el colectivo llegó tarde ese día. Destino que le llaman.

Explosión en escuela de Moreno
Así quedó la escuela luego de la explosión en la que murieron la vicedirectora y el cocinero

“Iba caminando rumbo a la escuela y sentí la explosión. Se me erizó la piel, pero nunca imaginé lo que había pasado”, rememora. Cristina cuenta que había tres horarios de ingresos de los trabajadores, que cubrían ocho horas de corrido: de 7.30 a 15.30; de 8 a 16 y de 9 a 17. Todo para que los chicos ingresen a las 8.30 con la escuela en condiciones y, luego de retirarse a las 16.30 de su doble escolaridad, al otro día la puedan encontrar limpia y ordenada para una nueva jornada.

La encargada de supervisar esa tarea era Sandra, que estaba a cargo porque el director tenía licencia. La escuela tiene una matrícula de 450 alumnos, y todos deberían haber estado en el edificio si la explosión era un rato después. Sin palabras. Según le dijo Cristina a Primer Plano Online, el miércoles cerca de las 14, la vicedirectora registró un fuerte olor a gas que provenía de un aula y llamó al Consejo Escolar para pedir que manden un gasista. La respuesta que obtuvo es que había uno por la zona y se iba a dirigir hacia el colegio.

Según lo que sabe la auxiliar ayudante, el marido de Sandra fue a buscarla a las 19 al colegio y ningún profesional se había hecho presente. Si esto es así, es aún más grave lo que ocurrió, porque durante todo el día de ayer las versiones que recorrieron los medios fueron falsas. Y el gasista que declaró en Fiscalía en realidad fue a quitarse responsabilidad por no haber ido a revisar esas instalaciones. Y ahí encuentra sentido el silencio en el que está sumido el interventor del Consejo Escolar, Sebastián Nasif. Tal vez allí tome sustento el mensaje que brindó a través de las redes sociales la gobernadora Vidal. Sólo la justicia podrá confirmar lo que pasó. «Por respeto al duelo me mantengo en silencio hoy, pero vamos a aclarar como siempre, todo lo que sea necesario», sostuvo la jefa de Estado provincial.

Mensaje de Vidal

El lunes próximo, la comunidad educativa de la Escuela Nº 49 se reunirá con autoridades del área de Inspección General en la EPB Nº 3 de Moreno, cuyo edificio queda justo a la vuelta del Consejo Escolar. Será a las 10 de la mañana, y con el objetivo de conocer cómo continuará un ciclo lectivo que será siempre un dolor para alumnos, docentes y auxiliares, porque la vicedirectora y el cocinero ya no estarán.

“Las autoridades sólo se ocupan de que no lleguemos tarde”, refiere Cristina, quien decide contar una anécdota que reseña el compromiso de Sandra con sus alumnos. Y, de paso, le da cierre a la entrevista. “Esta es una zona de mucha pobreza. Muchas veces les dimos arvejas o leche a los chicos para que lleven a su casa porque no se usaba en el menú del día y la opción era devolverle esa mercadería al proveedor, cuando en realidad los destinatarios eran nuestros pibes. Pero el miércoles, llegó una circular al colegio indicando que a los chicos no se les podía entregar esos productos y había que hacer un inventario con lo que se devolvía. Para eso sí que estaban atentos”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

1 Comentario en Relato del dolor: “no sé cómo voy a hacer para volver a la escuela sin nuestros compañeros que ya no están”

  1. Quisiera poder transmitir en palabras , el sentimiento que me invade desde la explosión en la escuela ,pero lamentablemente hay cosas, que por educación no puedo transmitir .
    La técnica 2 República Del Perú en Hurlinghan está pasando por exactamente lo mismo , tenemos problemas de gas , electricidad , filtraciones , baños , viandas , hemos reclamado ante el intendente , consejo escolar , desde hace tiempo siguiendo la misma burocracia que siguieron las autoridades de esta escuela , y la verdad voy a confesar que siento en mi corazón la misma sensación que tuve cuando un día que mi papá dejo la familia , tristeza y abandono absoluto .
    Hacía tiempo que no me pasaba , agradezco a Adrián Noriega , por ocuparse de nuestro caso , fue el único medio que nos escucho , que se ocupó de convocar a su equipo en la puerta de la técnica cuando , un grupo minusculo de papás decidimos comenzar con la ardua peregrinación de reclamar , siempre con educación y paz .
    Los otros medios no cubrieron , nuestro reclamo por qué no era viable , no era noticia , ahora todos cubren , claro ahora es noticia , ahora hay muertos en el medio , en esa ocasión llamamos a TN , c5n , a Paniza de canal nueve y todos estos hicieron oido sordo .
    Muchas gracias Adrián Noriega , por ser un periodista con compromiso social.
    Y Feliz 25 años .

Los comentarios están cerrados.