Wednesday 18 de May, 2022

Violento raid delictivo: robaron dos autos en 15 minutos y a 20 cuadras de distancia en Morón y Merlo

Eran cuatro delincuentes que sorprendieron a las víctimas en pleno horario de comienzo de actividades. En ambos casos apuntaron con armas a las personas asaltadas y les llevaron el resto de las pertenencias que tenían en los rodados. Los ladrones circulaban con un coche robado la noche anterior en La Matanza.

El primero de los robos lo sufrió Carlos sobre Manuel Passadora al 3.900, de Morón sur

El que narra Primer Plano Online a continuación es un claro ejemplo de que el delito no encuentra fronteras ni límites geográficos y mucho menos división entre Municipios. Cuatro delincuentes robaron dos autos con 15 minutos de diferencia: el primero de ellos en Morón; el segundo en Merlo. Lo hicieron, asimismo, a bordo de un coche que habían sustraído la noche anterior en La Matanza, y siempre a punta de pistola.

El primero de los hechos que llegó a este medio ocurrió a las 7.25 del sábado, y ocurrió sobre la calle Manuel Passadore al 3900, entre Casares y Piovano, de Castelar sur. Allí Carlos volvía de llevar a una de sus hijas al trabajo y le frenó un auto de golpe mientras estacionaba. “Se bajaron tres, me insultaron, golpearon y me llevaron al coche. Gracias a Dios, más allá de lo anímico, estoy bien”, detalló el vecino en conversación con este medio.

Al hombre le llevaron su Ford K blanco, que sabe por redes sociales “sigue robando por la zona”. Es decir, los ladrones todavía no lo descartaron, al menos no tiene noticias de eso. Desde que le pasó se puso a investigar sobre lo ocurrido y la información que recibió es que el Peugeot en el que lo atacaron había sido robado la noche anterior en Villa Luzuriaga.

Justamente ese auto de los malvivientes fue encontrado a los 15 minutos sobre la avenida del Cortijo, entre Miranda y Soria, de la localidad de Libertad, en Merlo. Lo dejaron abandonado allí luego de robarle la VW Suran a una mujer que salía de su domicilio. Entre un delito y otro hay apenas 20 cuadras de diferencia. Para Carlos fue un hecho fortuito que se les haya roto el Peugeot a los ladrones, porque a bordo de ese rodado dejaron toda su documentación personal. Fue a pocas cuadras del segundo robo.

Desde entonces, y gracias a la solidaridad de vecinos, el hombre recorrió calles de los tres distritos y paró “entre 50 y 60 patrulleros” desde el sábado para dar aviso de la búsqueda del auto. Pero hasta el momento, nada de nada.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram