Sunday 29 de January, 2023

Rugido de motores en Hurlingham con la fiesta de los autos clásicos y antiguos a beneficio de merenderos del distrito

Torinos, Chevys en sus versiones más llamativas, los viejos Citroën, Fiat 600 de varios modelos, Fiat 1500 en impecable estado y una gran variedad de marcas y modelos hicieron delirar a los fanáticos.

Autos clásicos en Hurlingham
Los fierreros estuvieron de parabienes durante la jornada del domingo en Hurlingham

El día invitó y la pasión nunca es bueno postergarla. Por eso, gran cantidad de amantes de los fierros de la región oeste y otras latitudes se acercaron hasta los 200 metros de la nueva Combate de Pavón y concluía en la esquina de del Boulevard O ´Brien, donde los organizadores habían levantado un escenario.

Así, el 9° Tour de Clásicos de Hurlingham, que festejaba su 19° aniversario, se fue colmando de público a lo largo de la jornada. El reconocido de ruido de motores de los autos más antiguos hacía las delicias de los presentes, que una vez ubicados cada auto en su lugar conformaron un gran centro de exposición a cielo abierto.

Autos clásicos en Hurlingham

En esa vitrina de cemento había Torinos, Chevys en sus versiones más llamativas, Citroën 3cv, Fiat 600 de varios modelos, y Fiat 1500 en impecable estado, Chevrolet y una gran variedad de marcas modelos estacionados uno al lado del otro y que la gente aprovechó para disfrutarlos, sacarse fotos, algunos incluso, los más osados, adentro mismo del vehículo.

En la recorrida que Primer Plano Online realizó por la actividad también se podían ver también algunos Jeeps, desde los más antiguos hasta los más nuevos, incluyendo algunos de los usados por el ejército nacional, con sus sistemas de comunicación y ametralladoras en la parte trasera. Pero, sin duda, los que más acaparaban la atención eran los famosos Ford T en sus diferentes versiones.

Autos clásicos en Hurlingham

La exposición incluía a autos de Turismo Carretera (TC) de la década del 90, que estaban exhibidos en la cabecera del evento, junto al escenario central por donde, a partir del mediodía, desfilaron varias bandas de rock y country. Cabe una mención especial y aparte a los motoqueros de ‘Los Templarios’, que con sus enormes motos le pusieron color, rugido y buena a la exposición.

El evento se realizó en beneficio de los merenderos infantiles del distrito, por lo que los organizadores habían pedido previamente que, quienes decidieran visitar la muestra, se acercaran con algún alimento no perecedero. Todos cumplieron, por cierto.

Autos clásicos en Hurlingham