Friday 21 de January, 2022

Salió a comprar con un amigo y la chocaron en Ituzaingó: pide testigos para dar con el auto, que se dio a la fuga

La joven de 35 años permanece internada en la clínica de la UOM, en Ramos Mejía, a la espera de la llegada de una prótesis que deben colocarle por la fractura expuesta de tibia y peroné que sufrió. El siniestro fue en la intersección de Thorne y Pérez Quintana.

Valeria quedó tendida en el piso hasta que una ambulancia la trasladó al hospital Güemes, de Haedo

Valeria tiene 35 años y es mamá de tres pequeños hijos, de tres, siete y nueve años. El lunes pasado a la noche salió de su casa en moto con un amigo para hacer unas compras y, en la intersección de Thorne y Pérez Quintana, en Ituzaingó, un auto se les cruzó en el camino. El vehículo en el que viajaba la chica impactó contra la rueda delantera del coche, que se sospecha fue un Gol Trend blanco, y ambos ocupantes volaron por el aire.

“El auto, que iba rápido, ni siquiera frenó. Mi amigo quiso esquivarlo, pero la rueda delantera tocó al coche e hizo como una vuelta y ahí es cuando salí despedida como 30 metros. En eso ya se había ido”, contó la chica a Primer Plano Online desde la clínica de la UOM, en Ramos Mejía, en donde se encuentra internada.

La víctima del siniestro es vecina de República Sudafricana y Portugal, a diez cuadras del lugar en donde terminó desparramada por el suelo. En la charla con este medio contó que su amigo no conducía fuerte pero también reconoció un detalle: circulaban sin casco. Con lo cual está claro que las consecuencias podrían haber sido peores.

Una vez ocurrido el choque, una ambulancia de Emergencias Médicas Ituzaingó la trasladó al hospital Güemes, de Haedo, en donde le confirmaron la fractura de tibia y peroné. Ahí le colocaron un semiyeso para inmovilizar la zona pero como ella tiene obra social la mandaron a su casa para que tome intervención el prestador de salud que le corresponde. En su vivienda estuvo hasta ayer jueves, cuando finalmente la derivaron al citado sanatorio de Ramos Mejía.

 

Mientras estaba tirada en el asfalto, una mujer que es comerciante en la zona se le acercó y le confirmó que tenía video del hecho. La filmación, efectivamente, está en manos de la comisaría 4ª de San Alberto, que instruye las actuaciones según las disposiciones de la Fiscalía Nº 1 de Ituzaingó. El primer objetivo, claro está, es ubicar al auto que participó del siniestro.

Valeria espera la llegada de los clavos que le tienen que colocar en la pierna lastimada, pero eso depende de que lleguen las actuaciones a la clínica, para poder realizar la gestión en la obra social. Su mamá está al cuidado de los nenes hasta tanto ella pueda regresar al hogar. “No aguanto los dolores. Necesito que me operen cuanto antes así puedo superar este momento”, cerró la chica.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram