Monday 8 de August, 2022

Se partió la FAM: Magario asumió la conducción pero sin Cambiemos ni el massismo

El Gobierno Nacional salió a deslegitimar la elección de la jefa comunal de La Matanza. “Quedó reducida a los intendentes kirchneristas del conurbano”, se quejó Lucas Delfino, subsecretario de Asuntos Municipales de la Nación.

La elección de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, al frente de la Federación Argentina de Municipios (FAM) demuestra que el oficialismo no está operando con la muñeca que se requiere a la hora del armado político. Esa falencia, que ayer se cristalizó ante un hecho de escasa relevancia institucional, podría anticipar sin embargo gruesos errores en la estrategia de Cambiemos de cara a la elección de 2017. El crudo diagnóstico no fue realizado, como puede suponerse, por algún referente de la oposición a la alianza gubernamental. Por el contrario, ese fue el razonamiento de un miembro del PRO, el partido de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. En franco tono autocrítico, el dirigente oficialista advirtió: “La Provincia es la única que plebiscita la gestión de un Presidente”.

El escenario pre-electoral que se configura este último trimestre del año no es, para este fino observador de la política bonaerense, el mejor que pueden esperar el Presidente y la Gobernadora. Sentado detrás de un enorme escritorio y con la Bandera Argentina como escolta, el dirigente reaccionó poniendo cara de preocupación con la noticia de la elección de Magario. La intendenta de La Matanza es justamente una suerte de contrafigura de Vidal, tal vez una de las más críticas de la gestión de Cambiemos en la Provincia. Y el hecho de que haya sido designada al frente de la Federación Argentina de Municipios no es una buena nueva para el oficialismo. El PJ volvió a pisar fuerte en el organismo.

Con ausencia de los intendentes de Cambiemos y del Frente Renovador, pero también de los miembros del peronista Grupo Esmeralda (que a la misma hora estaban reunidos con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey), la matancera se quedó con la conducción de la estructura que nuclea a 2100 mandatarios locales de todo el país. Reemplaza en el cargo a Julio Pereyra, de Florencio Varela, pero asume con una fuerte resistencia de diferentes sectores.

Por caso, el Gobierno Nacional salió a deslegitimar esa coronación. El encargado de rechazar la designación de Magario fue el subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Lucas Delfino, quien aseguró que «nuevamente la FAM quedó reducida a los intendentes kirchneristas del conurbano».

Delfino en el encuentro con intendentes

«En vez de institucionalizar la FAM a favor de los 2000 municipios de la Argentina institucionalizaron la FAM kirchnerista que mantienen desde hace años. La FAM vuelve a ser una herramienta al servicio de los barones del conurbano”, se quejó el ex candidato a intendente de Hurlingham por Cambiemos.

«Lamentablemente, el espíritu con el que nació la FAM como un espacio de defensa de los municipios, de carácter plural, participativo y federal, vuelve a quedar sometido por los intereses personales de dirigentes mezquinos. Desde el Gobierno agotamos las instancias de diálogo para proponer un triunvirato, un cuerpo colegiado que represente todas las expresiones políticas y así evitar que este manejado de manera arbitraria por ningún partido», concluyó el funcionario.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram