Friday 23 de October, 2020

Se terminó la pesadilla: es historia el cartel publicitario de 25 toneladas instalado en una casa de El Palomar

La justicia había dado la orden de desmantelamiento, que finalmente la empresa cumplió. Con máquinas especiales terminaron de quitar la estructura que se había caído sobre una vivienda lindera y provocado destrozos en diciembre de 2014.

Cartel El Palomar
Finalmente, el cartel fue retirado en su totalidad de la vivienda tras la orden judicial

Se terminó la pesadilla. La empresa Brana Vía Pública, propietaria de la concesión de un cartel instalado en una vivienda sobre la calle Padre Vanini 2733, en El Palomar, debió retirar la estructura de 25 toneladas colocada estratégicamente allí para que los automovilistas que pasen por la Autopista del Oeste puedan apreciar las diversas ofertas comerciales que ofrecía.

Casi cuatro años duró el martirio de la vecina Fabiana Santacapita, en cuya casa cayó el gigante publicitario en diciembre de 2014 y le provocó serios daños. Desde ese momento, además del pedido para ser resarcida económicamente, la mujer emprendió la batalla para el retiro de semejante mole, algo que se terminó de cumplir hace horas mediante la orden judicial. La decisión había sido adoptada por el juez Aníbal Víctor Termite, del Tribunal Oral Criminal Nº 2 de Morón.

LEÉ MÁS DEL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/07/09/exclusivo-un-cartel-publicitario-de-25-toneladas-instalado-dentro-de-una-casa-provoca-panico-a-vecinos-de-el-palomar/

“Me desmayo de alegría. Por fin voy a poder dormir tranquila”, señaló Santacapinta al enterarse de la remoción, que en un primer momento alcanzaba al Municipio, pero del que finalmente se hizo cargo la empresa.

LA HISTORIA DEL CARTEL

Eran las 21.30 del 9 de diciembre de 2014 y un fuerte ruido sacudió la vivienda de María Fabiana Santacapita, sobre la calle Margarita Corbalán al 1200 en El Palomar. Un enorme cartel que pesa 25 toneladas, ubicado en Padre Vanini 2733, o sea, a pocos metros de su casa, se cayó sobre su propiedad y provocó graves daños que de milagro sólo fueron materiales.

Desde ese momento, el peregrinar por tribunales en pos de hacer valer un reclamo que no es estrictamente económico: el pedido mediante un amparo es para que retiren al gigante que circunda su vivienda. Pero la causa quedó ahí, a la espera de que la justicia avance con el planteo. Hasta que con el último temporal de principios de mayo el cartel se volvió a mover y nuevamente desató el pánico. Un temor que, a partir del desmantelamiento, desaparece para siempre.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram