Tuesday 6 de December, 2022

Los secretos del mercado frutihortícola Saropalca, en Morón: cómo comprar frutas y verduras a precios bajos

Allí se puede conseguir un kilo de tomates a $75, valor que es imposible de encontrar en cualquier verdulería. El trabajo de familias dedicadas a la producción de la mercadería y la promoción de hábitos saludables, que incluye también a las escuelas.

Oscar Russo, periodista especializado en mercados frutihortícolas, y Germán Flores, administrador del Saropalca en Primer Plano

El mercado frutihortícola Saropalca, en Morón, es uno de los distribuidores mayoristas más importantes que tiene la zona. Sus productos se reciben directamente de familias productoras de la zona periurbana del conurbano bonaerense para la comercialización a precios mucho más baratos que los que se consiguen en verdulerías u otro tipo de negocios del rubro.

En tiempos de bolsillos vacíos y el dinero que no alcanza, el lugar funciona de lunes a viernes de 10 a 18 en Pueyrredón y Emilio Castro, del mencionado distrito. Allí se puede comprar no por kilo pero sí por bolsones a repartir luego entre distintas personas del barrio o del núcleo familia. Y, por supuesto: con valores accesibles: el tomate, por caso, a $75 por kilo.

Además, los sábados el emprendimiento se sumó a la propuesta del gobierno provincial denominada Mercados Bonaerenses, donde una vez al mes (mañana, sábado 23 de julio) se vende por menor a precios mayoristas. Así lo describió Germán Flores, administrador del emprendimiento, en conversación con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano por la señal Somos, de Flow.

Saropalca es una comunidad cercana al centro de Potosí, en Bolivia. De allí proviene la mayoría de las y los productores que armaron el mercado en Morón. Se trata de un centro comercial dedicado a la venta por mayor y menor para llevarse alimentos a “precios justos”, tal como definen sus promotores.

“Cumplen una esencialidad que nunca abandonan. Los mercados concentradores son formadores de precios y el sistema más eficiente para unificar producción y consumo”, reflexionó el periodista Oscar Russo, especializado en la temática. “Es oferta permanente de productos esenciales que tienen estacionalidad y son perecederos, y que si no se vende se pudre”, completó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram