Tuesday 5 de July, 2022

Secuestro en Villa Sarmiento: le dieron 14 años de prisión por privar a su libertad a dos hombres y un niño en 2015

Nicolás Samuel Ojeda fue encontrado coautor del delito de "secuestro extorsivo agravado por el cobro del rescate, la minoridad de una de las víctimas, el número de intervinientes y el uso de armas de fuego" y de "robo agravado por el empleo de armas de fuego en poblado y en banda".

Secuestrador condenado
Nicolás Samuel Ojeda fue encontrado por el tribunal de San Martín como coautor del triple secuestro

Un hombre fue condenado hoy a 14 años de prisión por haber participado en el secuestro extorsivo de dos hombres y un niño de 2 años en octubre de 2015 en la localidad bonaerense de Villa Sarmiento, según informó el Ministerio Público Fiscal.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) 2 de San Martín consideró a Nicolás Samuel Ojeda coautor del delito de «secuestro extorsivo agravado por el cobro del rescate, la minoridad de una de las víctimas, el número de intervinientes y el uso de armas de fuego» y de «robo agravado por el empleo de armas de fuego en poblado y en banda».

Además, lo condenó por «resistencia a la autoridad agravada por haber sido cometida a mano armada», como había señalado el fiscal Alberto Gentili en su alegato, en el que pidió al tribunal que se le aplicara la pena que finalmente resolvieron los jueces. En su alegato, Gentili hizo hincapié en «la relevancia que merece el número de intervinientes en el evento y los roles desempeñado por ellos, el empleo de armas de fuego y varios vehículos, y el empleo de equipos Nextel para las comunicaciones de los captores” como agravantes, explica el comunicado del Ministerio Público (MPF).

El fiscal consideró en tanto como atenuantes que Ojeda no posee condenas previas, que se trata de una persona joven con escasa instrucción formal y laboral, que incurrió en el consumo de tóxicos y que es padre de dos niños menores de edad.

Por su parte, la defensa pidió la absolución de Ojeda por considerar que no estaba «probada con la certeza que se requiere el carácter de coautor» en el secuestro. No obstante, el tribunal dio por probados los hechos según los presentó la fiscalía, y consideró que «todas las declaraciones testimoniales analizadas en su conjunto y escalonadamente resultan suficientes para acreditar cada una de las etapas de la actividad criminal en la que intervino Ojeda».

El hecho ocurrió el 7 de octubre de 2015 cerca de las 13.50 en esa localidad de Morón, cuando un hombre de nacionalidad china concurrió con su hijo de 2 años a retirar su camioneta Renault Duster de un lavadero ubicado en las calles Yapeyú y Silva, propiedad de la otra víctima.

Cuando se realizaba la entrega del vehículo, un auto se estacionó detrás y de él salieron cuatro hombres armados que amenazaron a las víctimas y las obligaron a subir a la Duster. Ojeda y sus cómplices, aún no identificados por los investigadores, circularon con los dos hombres y el bebé cautivos durante un kilómetro, hasta que detuvieron la marcha y forzaron al padre y al niño a subirse a un Peugeot 207, mientras que el dueño del lavadero fue cambiado de auto y liberado algunas horas más tarde en Lomas de Zamora.

En tanto, los secuestradores obligaron al ciudadano chino a comunicarse con un amigo para pedir un rescate de 100.000 dólares, y luego a llamar a su esposa, a quien también le solicitaron dinero para su liberación. Finalmente, la mujer entregó 20.000 pesos y logró que liberaran a su marido e hijo en la localidad de Tapiales. La entrega fue supervisada por personal de la DDI de Morón, que se tiroteó con los secuestradores cuando se disponían a fugarse.

En ese episodio, Ojeda recibió un impacto en el tórax, tras lo cual se trasladó por sus propios medios al Hospital de Bunge, donde fue asistido y luego apresado por los efectivos de la DDI Morón. Durante su indagatoria ante los fiscales Carlos Hernán García y Santiago Marquevich, de la Fiscalía Federal 2 de Morón y de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), Ojeda sostuvo que él también había sido víctima de ese episodio mientras trabajaba como remisero. Sin embargo, los fiscales consideraron que el relato era inverosímil y en agosto de 2016 solicitaron que fuera enjuiciado como coautor de los delitos por los que finalmente fue condenado.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram