Friday 22 de January, 2021

Segunda jornada en el juicio por el femicidio de Cintia Laudonio: el dramático testimonio de la médica que hizo la autopsia

La profesional expresó al tribunal datos conmocionantes de las heridas que sufrió la joven de 25 años que fue asesinada en su casa por su ex pareja. Mañana serán los alegatos y todo indica que Cristian Halliú será condenado a perpetua.

Cintia (25) era mamá de tres hijos y fue asesinada de 22 puñaladas en su casa de Castelar

Fueron 22 las puñaladas que recibió Cintia Verónica Laudonio (25) en su casa de Curutchet 1630 de Castelar. Pese a lo terrible de la descripción que realizó la médica que tuvo a cargo la autopsia, la mujer no murió en el dormitorio en el que fue atacada. Se paró, herida de muerte, y caminó hasta el baño. Quizá pretendía confirmar que su asesino se fuera de su casa y no lastimara a sus hijos. Cuando eso ocurrió, se dejó caer y ya no pudo seguir adelante.

El tremendo e impactante relato se escuchó hace instantes en la sala de audiencias del Tribunal Oral Criminal N° 4 de Morón, a cargo de los jueces Carlos Torti, Rodolfo Castañares y Pedro Rodríguez. El fiscal del juicio, Hernán Moyano, consultó todas las inquietudes respecto de la autopsia y logró develar algo hasta hoy desconocido: en el lugar del femicidio había establecido que fueron 17 las cuchilladas que recibió la víctima, pero en un análisis posterior del cadáver encontró 5 heridas punzantes más. Estremecedor.

La segunda jornada del debate oral y público también contempló el testimonio de los peritos psicólogos que analizaron la conducta de Halliú durante la etapa de instrucción. Ellos brindaron su mirada profesional coincidente en todos los casos: el asesino tenía plena conciencia de los hechos. Por lo tanto, la figura de emoción violenta está descartada.

El único imputado por el femicidio de Cintia se negó a declarar pero presenció las audiencias de ayer y hoy. Mañana, cuando brinden su testimonio los últimos testigos convocados por la justicia, antes de los alegatos de las partes, el presidente del tribunal tiene la obligación de invitarlo a expresar lo que quiera antes de la sentencia. Ahí tendrá la chance de hablar o seguirá en silencio esperando una condena que se prevé será la máxima establecida en el código penal: perpetua. Pero eso quedará en manos de los magistrados.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram