Friday 14 de August, 2020

Semana de la patología mamaria en el Hospital Posadas: la humanización del trabajo de los médicos para salvar vidas

A lo largo de la semana, el equipo del nosocomio especialista en la patología atenderá en continuado, sin turno previo y por orden de llegada. El desafío es que las mujeres que se acerquen se lleven en la misma jornada la mamografía, si es necesario realizarla, y el diagnóstico respectivo. En este informe especial, todo lo que tenés que saber del tema.

Hospital Posadas Cáncer de Mama
Los médicos del Hospital Posadas se proponen atender sin turno a todas las pacientes con dudas sobre patología mamaria

Comenzó la semana de concientización y diagnóstico precoz de cáncer de mama en el Hospital Posadas. Serán días en continuado de atención clínica de las pacientes sin turno previo y por orden de llegada. Todo lo que tienen que hacer las interesadas es dirigirse al consultorio de patología mamaria, en planta baja sector E, en donde habrá dispuesta una secretaria destinada a la recepción.

Allí serán registradas y derivadas a los médicos mastólogos, que armarán la historia clínica de cada paciente, con su respectiva revisión. Y ellos serán los que decidirán si necesitan una mamografía, en base a lo que muestren los estudios anteriores (si tienen) o pueda haber algún motivo de sospecha. Lo valioso de la semana que, en el día, las mujeres se llevarán el resultado y el diagnóstico, para regresar en un año o para avanzar en algún tratamiento en caso de considerarlo el profesional que la atienda.

“Acá en el hospital recomendamos realizar el estudio a partir de los 40 años. Esto es porque tenemos, en nuestra población, bastantes pacientes más jóvenes a la de la edad de mayor frecuencia del cáncer de mama. Hay mujeres que se tocan un nódulo y quieren venir, y eso lo entendemos como una ventana de accesibilidad al sistema de salud”, explicó a Primer Plano Online el doctor Javier Stigliano, subjefe del área de Patología Mamaria del Posadas.

LA RECOMENDACIÓN DEL DOCTOR JAVIER STIGLIANO SOBRE MAMOGRAFÍAS: 

La indicación médica de este grupo de profesionales es hacer una mamografía por año. Es que, si hay un bulto, ya la paciente ingresa en una etapa clínica, pero si no siente nada igual está bien consultar, porque puede ocurrir que una persona tenga lo que se llama “tumor no palpable”. Eso sale únicamente en el estudio, que tiene un rigor científico que también sirve de prevención. “Cuanto más chico sea el tumor, mucho mejor es el resultado de la terapia para tratarlo”, afirma Stigliano.

Por suerte, la información y las redes sociales tienen un rol de concientización y multiplicación que ayuda y mucho en el cuidado de la salud. Por cuestiones culturales que de a poco van cambiando, la mujer siempre se postergó en su propia sanidad. Se ocupó antes que nada de los hijos y de su entorno, aunque las masivas campañas de prevención le van ganando terreno al descuido y a los temores de enfrentar este tipo de patologías.

Patología Mamaria Posadas
Javier Stigliano y Marcela Leccese, entrevistados por Primer Plano Online para este informe sobre prevención y tratamiento del cáncer de mama

Hay otro aspecto que Primer Plano Online abordó con el médico. Cómo comunicar un mal diagnóstico a una paciente que llega al hospital sólo para responder a la prevención sugerida y, de repente, se encuentra frente a un tumor. “A nosotros en la carrera médica no nos capacitan para dar malas noticias, lo aprendemos de hablar con colegas y de capacitaciones, además de charlas con psicólogos. Uno nunca sabe cómo va a responder la persona que recibe el diagnóstico”, destaca Stigliano.

Y cuenta que hay todo un protocolo que ponen en ejecución, que empieza por lo positivo, continúa con lo negativo y se cierra con la esperanza de salir adelante. En el medio indagan sobre lo que la mujer sabe de la enfermedad y cuál es su expectativa, porque muchas veces los médicos descubren que hay una visión no real, cultural, de la palabra maldita. Incluso, a veces una paciente puede subestimar la patología. En el Posadas, el equipo de mastólogos avanzan por el lado positivo de haber descubierto el cuadro clínico, luego explican la patología y cómo encararla, y de inmediato informan todos los aspectos positivos con miras a futuro y a una vida saludable.

LA REFLEXIÓN DEL DOCTOR STIGLIANO SOBRE CÓMO COMUNICAR DIAGNÓSTICOS

“La paciente se va con el diagnóstico y con esperanza, para evitar que se recrimine por no haberse evaluado antes o que busque culpables”, enfatiza Stigliano. Desde mañana sabe que tienen mucho trabajo por delante, y lo esperan con el amor por la profesión, que se pone por delante de cualquier otro factor.

MAMOGRAFÍA, ESTUDIO CON MALA PRENSA PERO INDOLORO

Marcela Leccese es la encargada de Calidad de Imagen y de Mamografía del Posadas, y se ocupó de organizar toda la semana. También habló vía telefónica con Primer Plano Online para desmitificar el estudio y alentar a las mujeres a que lo realicen.

“Es un estudio que tiene mala prensa en general. Se dice que es doloroso y puede lastimar. Pero la realidad es que, si está hecho con buen equipamiento, con profesionales que sepan trabajar, y antes de hacerlo uno logra enganchar buena predisposición de la paciente, no duele nada, no lastima ni provoca nada malo en el organismo”, describió.

Patología Mamaria Posadas
El doctor Adrián Bruno, la técnica Laura Molina y la licenciada Marcela Leccese, integrantes del equipo de Patología Mamaria del Posadas

Otra cosa que la profesional desmitifica es que la mamografía provoca cáncer de tiroides. Es que para esta época circulan cadenas en las redes sociales con información falsa, que vinculan ambas enfermedades, una como consecuencia de la otra. “Es falso”, enfatiza Leccese. “La dosis de radiación que reciben las mujeres al realizar una mamografía es insignificante. Es comparable con 30 minutos de radiación solar o un viaje en avión. La gente no tiene que tener miedo”, insiste.

RECOMENDACIONES DE MARCELA LECCESE A LAS PACIENTES QUE SE REALIZAN EL ESTUDIO:

El tiempo que tarda el estudio apenas supera el minuto, y lo único que tiene que tener en cuenta la paciente es no colocarse talco ni desodorante en mamas o axilas, porque eso puede generar falsas imágenes que se confundan con microcalcificaciones. Puede comer, desayunar, ir al gimnasio o estar en etapa menstrual.

Si no es la primera mamografía, debe concurrir con estudios previos, para que los médicos estén orientados sobre los antecedentes y que los médicos puedan comparar la evolución de los tejidos.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram