Saturday 24 de September, 2022

En medio de una fuerte conmoción sepultaron al empresario asesinado en Caseros: afirman que la banda homicida “está cercada”

Investigadores anticiparon a Primer Plano Online que es inminente que haya detenciones en el marco de la causa por el brutal crimen de Rolando Omar Villafañe. La autopsia determinó que la víctima recibió un impacto de bala que le ingresó por el abdomen y le salió por la espalda.

El empresario pyme Rolando Omar Villafañe (61) fue despedido en medio de escenas de profundo dolor y angustia

En medio de escenas de profunda congoja y dolor, familiares y amigos de Rolando Omar Villafañe (61), el empresario pyme asesinado ayer en Caseros, participaron de una ceremonia íntima para despedir sus restos, que fueron sepultados en el cementerio de Pablo Podestá, en el partido de Tres de Febrero.

En tanto, la investigación para dar con la banda tiene resultados “importantes” por estas horas, según anticipó a Primer Plano Online un vocero de la pesquisa. Sin dar mayores detalles sobre los trabajos en curso, la novedad indica que es “inminente” que haya detenciones como resultado del análisis de los datos recopilados por cámaras de seguridad y las huellas levantadas en el Peugeot 308 usado por los delincuentes para atacar a la víctima.

Fuentes judiciales, por su parte, confirmaron a este medio que el cuerpo de Villafañe “tenía un solo impacto de bala, con entrada en abdomen y salida en espalda”. El hombre se defendió con un arma, que fue con la que puso en fuga a sus cuatro atacantes. Como informó Primer Plano Online, en el intercambio de disparos el empresario recibió el balazo mortal.

“El auto (de la banda) fue abandonado minutos después del ataque en Ramos Mejía. La Policía Científica trabajó sobre el rodado y obtuvo evidencias para avanzar con la investigación”, completaron las fuentes consultadas, que también arriesgaron una definición: “los homicidas están cercados y en las próximas horas habrá detenciones”.

Villafañe fue asesinado tras ingresar con su camioneta a la fábrica de su propiedad, sobre la calle Ángel Pini al 5.400, de Caseros, momentos en los que fue abordado por cuatro delincuentes y un quinto que se quedó en el auto. El hombre murió luego de ser trasladado de urgencia a la clínica Trinidad, de Ramos Mejía: su deceso se produjo mientras lo estaban operando.

El hombre fue encontrado por su yerno con sangrado abdominal y fue trasladado por su familiar de urgencia al mencionado centro asistencial, en donde fue ingresado y murió en el quirófano. “Vino uno y me tiró sin mediar palabra”, fue lo último que alcanzó a decirle Villafañe. El hecho quedó registrado por varias cámaras de seguridad en las que se observa que al momento del ataque se había detenido casi a la altura de la planta un Peugeot 208 negro, del cual bajaron los asesinos.

“Se aproximaron a la entrada y, desde la vereda, el primer sujeto trastabilla y efectúa varios disparos de arma de fuego hacia el interior de la fábrica, dándose a la fuga todos ellos en forma inmediata”, precisó un investigador. Ese tropezón fue provocado luego de que, desde el interior, el empresario se defendió con su arma al ver que lo iban a asaltar.

La fiscal Gabriela Disnam, de la UFI Nº 5 de San Martín, se presentó en el lugar para encabezar las tareas periciales. En el interior de la camioneta hallaron un arma de fuego perteneciente a la víctima: es una pistola calibre .9 milímetros marca Browning Belga, un cargador con once cartuchos y la inscripción ‘Policía de la Provincia de Buenos Aires’, sobre la que todavía no hay mayores precisiones.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram