Thursday 5 de August, 2021

Siguen las trampas de grandes empresas alimenticias y llaman a consumir segundas marcas

El presidente de la Federación de Almaceneros bonaerense, Fernando Savore, grabó un video para explicar los aumentos que llegaron a las góndolas de los pequeños comercios de barrio en los últimos días. No hay bolsillo que aguante con inflación por encima del 4% mensual.

Fernando Savore
Fernando Savore, molesto con las remarcaciones de precios de las últimas semanas

Las trampas de empresas alimenticias continúan en las góndolas, y ahora llegaron a los comercios de barrio, que debieron aumentar los precios en los últimos días y poner la cara ante la clientela. En ese contexto, desde la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires hicieron un llamado a la población: volcarse al consumo de segundas marcas, que “han logrado calidad de productos”.

Así lo hizo saber el presidente de la entidad y comerciante de Villa Sarmiento, Fernando Savore, quien grabó un video para explicar las remarcaciones de hace por lo menos un mes a esta parte. “El público empieza a ver la posibilidad de comprar productos más económicos de la misma calidad. La obligación de los 26 mil almaceneros en la provincia y más de 60 mil en el país es contar la verdad y defender el bolsillo de nuestros clientes”, explicó el dirigente barrial.

El 4,1% de inflación registrada en abril no es casual. Y la tendencia es muy difícil: ya el propio gobierno da a entender que el 29% anual es prácticamente imposible de lograr. Y los ejemplos de trampas para encarecer mercadería abundan: por caso, un paquete de madalenas de la marca Bimbo que pesaba 220 gramos ahora pesa 180. En el cambio le restaron una unidad al producto final.

Idéntica ecuación con el pan lactal de esa marca: antes pesaba 600 gramos y ahora pesa 550. Menos cantidad a igual precio o incluso unos pesos más. Yogures y quesos crema van por el mismo camino: le brindan menos al consumidor, pero el costo de góndola no baja. “A simple vista parece que el envase es el mismo, pero tiene menos cantidad”, se quejó Savore. Hay galletitas y aceites que reetiquetaron sus envases y modificaron sus precios.

“Los almaceneros y los autoservicistas no tenemos la posibilidad de negociar con los monopolios. El 80 por ciento de la mercadería que vendemos la adquirimos a través de nuestros mayoristas proveedores y distribuidores”, completó el dirigente moronense.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram