Monday 21 de September, 2020

Sin vergüenza, ni piedad: le robaron a otro repartidor en Merlo y le partieron la cabeza con su casco

Le llevaron la moto y la billetera, donde tenía $1.700. “Me arruinaron”, le contó Daniel Monzón a Primer Plano Online. Los hechos delictivos contra estos trabajadores esenciales se suceden: el peligro de entregar un postre en el conurbano indomable.

El rostro de Daniel Monzón, golpeado y angustiado: le robaron la moto y el poco dinero que había recaudado en el día

“Me arruinaron”, afirma Daniel Monzón. Es uno de los tantos repartidores de la empresa Pedidos Ya que la semana pasada realizó la manifestación en las puertas de la Municipalidad de Merlo, pero que anoche fue víctima directa de la irracionalidad de los delincuentes, que andan completamente desinhibidos por las calles de un conurbano cada vez más indomable.

El muchacho, de 28 años, encontró en la moto su sustento diario. Particularmente, en llevar lo que cada usuario compra cómodamente desde el celular para que alguien se lo alcance hasta la puerta de su domicilio. Lo que nadie podía imaginar, mucho menos él mismo, es que llevar un postre, una pizza, un kilo de helado o sándwiches de miga podía convertirse en un peligro.

Anoche, cuando Daniel viajaba rumbo a la calle Los Arrieros, en el límite de San Antonio de Padua con Ituzaingó, se cruzó con un Volkswagen Voyage a la altura de la avenida Echeverría. Relojeó por los espejos a ver cómo venía la mano y realizó algunas maniobras con las que pretendió distraer a los ocupantes del auto, para constatar si lo seguían. Efectivamente los perdió de vista y siguió a destino.

“La clienta me hizo señas que era esa la casa. Estacioné la moto, la apagué y me guardé las llaves. En ese momento bajaron cuatro personas de ese coche que me había cruzado. Uno me apuntó con un revólver, me dijo que me quedara quieto. Alcancé a tirar el celular para adentro de la casa de la clienta, pero no pude hacer lo mismo con las llaves de la moto”, contó Daniel a Primer Plano Online.

Los delincuentes actuaron en fracción de segundos. Le pegaron en el cuerpo, le sacaron la billetera y las llaves de la moto, pero le ordenaron que se saque el casco. “Me lo rompieron contra la cabeza”, detalló la víctima. “Querían más plata, pero no tenía nada más”, agregó Daniel. Los ladrones se llevaron la moto y el poco dinero que había podido recaudar en el día. El pedido ni lo tocaron.

Desesperada, la dueña de casa les pidió a sus hijos que llamen a la Policía, aunque nada pudo hacer. Un móvil llegó a los pocos minutos cuando ya los delincuentes habían escapado. “Ojalá que se pongan las pilas los de seguridad del Municipio y revisen las cámaras, porque tiene que haber, sobre todo en la avenida”, contó el muchacho violentamente agredido.

Reclamos de repartidores de Pedidos Ya en Merlo por seguridad: “nos roban todos los días”

Daniel comenzó a trabajar en abril como repartidor, y lejos estaba de ser lo que se imaginaba. Más allá de no tener ningún tipo de protección legal para realizar su tarea, tampoco cuentan con seguridad de la que debe brindarle el Estado. Por eso, el próximo jueves a las 12 del mediodía se volverán a concentrar en las puertas de la Municipalidad de Merlo para reclamar por mayores condiciones de seguridad. Esperan tener el respaldo de vecinos: comprometió su presencia la viuda del colectivero Federico Rivero, asesinado en Libertad.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

1 Comentario en Sin vergüenza, ni piedad: le robaron a otro repartidor en Merlo y le partieron la cabeza con su casco

Los comentarios están cerrados.