Monday 18 de January, 2021

Con un sorprendente operativo policial, desalojaron a los últimos dos trabajadores que tomaban la fábrica de jeringas que quebró en Morón

Una gran cantidad de efectivos de diversas fuerzas de seguridad se hicieron presentes en el lugar pero se sorprendieron al corroborar que dentro del edificio donde funcionaba la industria había apenas dos de los empleados despedidos.

Tiempos de desolación vivieron los trabajadores hasta que hoy la empresa puso punto final definitivo

A las 9.15 horas de la mañana de éste lunes 5 de marzo fueron desalojados los últimos trabajadores de la empresa de jeringas Productos Médicos Descartable S.A. La empresa, ubicada en Morón, que había cerrado sus puertas en diciembre del año pasado y luego fue ocupada por sus trabajadores desde ese mismo momento, quienes reclamaban además de la continuidad de sus fuentes de trabajo el pago de los salarios atrasados desde hace 15 meses.

Después de más de 34 años de producción continúa la empresa, que llegó a producir 9 millones de jeringas por mes abasteciendo de jeringas a un tercio del país, tuvo que cerrar sus puertas producto de que el Gobierno comenzó a importar esos insumos desde China a un precio inferior que el del mercado local.

Primer Plano Online conversó con Carlos Acuña, uno de los trabajadores que estaba presente al momento del desalojo, quien estaba acompañado sólo por Ricardo Vanes, otro trabajador de la frustrada industria. Ambos se sorprendieron por el espectacular despliegue policial que contó con la presencia de la Policía bonaerense, efectivos de la Federal, de Gendarmería, fuerzas anti motines y anti disturbios de las localidades de Merlo, Merlo Gómez y Morón.

Las fuerzas coparon dos cuadras a la redonda y, una vez ubicados, entraron a la fábrica, pero se sorprendieron al sólo encontrar a dos trabajadores en la toma de la empresa. Acuña narró a éste medio: “estábamos sólo con Ricardo al momento del desalojo, porque nosotros hacíamos una especie de relevo hasta que lleguen otros compañeros, que no éramos muchos porque la mayoría eran mujeres, por eso venían de relevo a la mañana. Pero fue tremendo el desalojo, por el enorme despliegue policial. Semejante movilización policial por sólo dos compañeros en el lugar”.

Fábrica de jeringas
La fábrica de jeringas amaneció con un fuerte operativo policial para concretar el desalojo

Tratando de hacer una cronología de los hechos, el trabajador que perdió su ingreso cotidiano detalló que “esto empezó el 18 de diciembre del año pasado, que fue cuando tomamos la fábrica como forma de proteger nuestras fuentes de trabajo”. Y siguió: “Ese día vinieron el comisario y el juez y fue ahí, en ese momento, en que uno de los dueños, Fernando Jakubowicz, se hizo pasar descaradamente por un simple empleado. Acá en la empresa hay compañeros que tiene 15, 20 y hasta más de 30 años de trabajo en esta fábrica, y hasta el momento ya van 15 meses que estamos sin cobrar. En mi caso yo hace 10 años que trabajo en esta empresa, y hace más de ocho meses que ni siquiera cobro salarios y ya me dieron de baja y no estoy cobrando salarios por los chicos. Me dejaron tirado y ahora no tengo a quien reclamar porque hasta ahora no había nadie que represente a la fábrica, ni recursos humanos ni nadie”.

Acuña también reveló que era una situación que veían venir. “De golpe, de un día para otro, nos prohibieron la entrada a la fábrica, y nosotros nunca causamos disturbios ni nada. Nosotros íbamos a cuidar que no se roben las máquinas ellos mismos porque cuando empezaron a vender las máquinas nos dijeron que desde ahí nos iban a pagar y jamás pasó”, concluyó en medio de la desolación.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram