Saturday 25 de September, 2021

Subieron a un colectivo y dispararon contra el vidrio trasero en un intento de robo frustrado por pasajeros

Ocurrió a bordo del interno 289 del recorrido de la Línea 236 que une Morón con González Catán. Fue en el barrio Armonía, una de las zonas más oscuras del trayecto. Un delincuente armado subió al transporte y directamente sacó un arma para intimidar a quienes viajaban.

Así quedaron los vidrios traseros del colectivo baleado: el delincuente que disparó huyó sin robar nada

Un colectivo del recorrido de la Línea 236 que une Morón con González Catán fue escenario de un violento hecho delictivo que fue frustrado por los pasajeros que viajaban a bordo del interno 239 de la empresa. Es que un delincuente subió en una parada, extrajo un arma de sus pertenencias y, para intimidar a las víctimas, disparó dos balazos que astillaron el vidrio trasero. De milagro no hubo personas heridas ni llegó a robarse nada.

“Fue todo muy rápido y el tipo disparó hacia el fondo del colectivo. Pero los tiros no fueron hacia arriba, sino que apuntó y gatilló. No le pegó a nadie de casualidad”, contó a Primer Plano Online Juan Gabriel Alderete, el chofer del transporte.

Todo sucedió sobre la Ruta 1001, que une Morón con González Catán, en el barrio Armonía, una zona que es de las más oscuras del recorrido. Después de la violenta secuencia, el ladrón frustrado se bajó corriendo del rodado, el conductor cerró la puerta y siguió su ruta. “No alcanzó a robar nada, llegamos hasta la plaza de Catán y la gente bajó. Hubo algunas personas desubicadas que me acusaron de que la culpa fue mía por haber parado”, agregó el conductor.

Después de hacer descender al pasaje, el chofer se fue hasta la comisaría de la zona para realizar la denuncia, y debió dejar el colectivo para que lo periten. Lo que no está claro es si las personas que subieron en esa parada eran todos delincuentes o si actuó en soledad el que disparó. «Cuando frené bajaron algunos y, ante los gritos de la gente, que me pedía que cierre y arranque, es lo que hice. Les pregunté si estaban todos bien y nadie me dijo que le hubieran robado algo», completó Alderete.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram