Saturday 23 de January, 2021

¿Tenés OSECAC? Preparate entonces: una nena espera hace tres meses que le compren la medicación que necesita para vivir

La Obra Social de los Empleados de Comercio y Actividades Civiles le da la espalda a una mamá desesperada. El remedio se llama Spinraza y cuesta más de 100 mil dólares. Con evasivas evitan cumplir con su responsabilidad.

Reclamo a OSECAC
Familiares y amigos de la familia de Olivia se movilizaron a las puertas de OSECAC para reclamar la entrega del remedio

Olivia Rufino Ramírez tiene cinco meses de vida. Nació con una enfermedad degenerativa que se llama Atrofia Muscular Espinal (AME) tipo 1, y necesita la medicación con urgencia. El remedio en cuestión tiene el nombre comercial de Spinraza, no se fabrica en el país y tiene un elevado costo en dólares, más de 100 mil billetes de esa moneda.

Hasta ahí es una historia como tantas otras. Pero lo más impactante de esta situación dramática por la que atraviesan sus padres es que la obra social que ellos eligieron por ser monotributistas (ambos peluqueros) no les da respuestas. Y la vida de la beba se deteriora con el paso de las horas. “Su cuerpo se deteriora día a día, se va muriendo, y no puedo creer cómo Osecac nos da la espalda”, contó Lorena Ramírez, la mamá de Olivia, en conversación con el periodista Pablo Cigliutti.

La Obra Social de los Empleados de Comercio y Actividades Civiles es un verdadero monstruo en cuanto a afiliados y recursos, que tiene gente cautiva por todo el país. Hace casi tres meses que esta familia espera una respuesta y lo único que recibe son evasivas. Que la compra está hecha pero demora la entrega, que no es fácil el ingreso por aduana, que los costos y demás. Siempre se encuentran con un argumento nuevo, y por eso decidieron protestar pacífica pero ruidosamente en las puertas de la empresa de medicina.

“Es un remedio aprobado para uso compasivo, y estamos exigiendo hace más de dos meses que la obra social nos traiga la medicación. Me responden con cosas que no son verdaderas. La vida de mi hija corre peligro y no puede ser que esta obra social no se haga cargo”, manifestó entre lágrimas la madre de Olivia.

Reclamo a OSECAC
Olivia en brazos de papá y mamá, esperando por la medicación que le otorgue calidad de vida

Cuando los padres de la beba eligieron OSECAC como obra social para derivar sus aportes les dieron rápido la bienvenida, pero cuando requieren de la firma para enfrentar la recuperación de su pequeña hija se encuentran con un sinfín de evasivas. “Le digo puntualmente a Armando Cavallieri que no me dé la espalda, porque tengo una hija enferma que se me va a morir si usted no me paga la medicación”, cerró Lorena, una mujer que promete no bajar los brazos. La vida de su hija depende también de su fortaleza para golpear puertas.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram