Friday 25 de September, 2020

Tiene 77 años y la mató el marido de dos puñaladas: otro aberrante femicidio en cuarentena

"Hay una femenina fallecida y no todavía no vinieron los médicos", fue el mensaje que dejó el hombre al comunicarse con el 911. Pero, al llegar la Policía al lugar, se descubrió que el sospechoso ya había preparado unos bolsos con ropa para abandonar su domicilio.

La hostería Caballito Blanco era regenteada por la mujer asesinada, de 77, años, y su marido, que está detenido

Una mujer de 77 años fue asesinada de un puntazo en el cuello y otro en el tórax en su casa de Escobar y por el femicidio detuvieron a su esposo en momentos en que éste se disponía a abandonar la escena el crimen. Se trata del femicidio número 86 en lo que va del año y la 51 desde el inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por la pandemia de coronavirus

El hecho fue descubierto en la madrugada de ayer en una hostería familiar situada en Colectora Oeste al 1100, donde la víctima, identificada por la Policía como María Gelpez Fernández, residía junto al ahora imputado, Francisco Pereyra Espasandino (77), ambos de nacionalidad española. Eran los dueños de la Hostería del Caballito Blanco, que cuando se inauguró, a fines del año 2000, se llamaba Hostería de los Inmigrantes.

Personal policial se trasladó hasta esa vivienda luego de recibir un alerta sobre una mujer que había sido encontrada muerta por su esposo dentro del inmueble. «Hay una femenina fallecida y no todavía no vinieron los médicos», fue el mensaje que dejó el hombre al comunicarse con el 911.

Al arribar, los efectivos constataron que la víctima presentaba varias manchas de sangre dispersas por su cuerpo, aunque en el lugar no había otros signos de violencia. De acuerdo con los investigadores, la pareja vivía en una habitación junto a la cocina de la hostería, de la cual eran los encargados. En tanto, a partir de las primeras diligencias de los peritos se determinó que la mujer había sufrido al menos una herida punzocortante en el cuello.

Ante esta situación, el fiscal Gonzalo Ferreiros, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 5 de Escobar, dispuso la aprehensión del esposo de la víctima como sospechoso del femicidio y cuando la Policía fue a proceder con la orden descubrió que el hombre ya había preparado unos bolsos con ropa para abandonar su domicilio.

El arma utilizada para el ataque aún no fue localizada, pero fueron secuestrados varios cuchillos oxidados que se hallaron en la cocina contigua a la habitación de la pareja. Además, en poder del sospechoso se hallaron entre 20 y 30 cartas en las que, al parecer, manifestaba sus intenciones de matar a su esposa producto de otras relaciones amorosas que tenía la mujer.

Según el resultado preliminar de la autopsia practicada al cuerpo, además de la herida en el cuello, la mujer sufrió otra de similares características en el tórax. En tanto, en la misma hostería, que cuenta con dos pisos y varias habitaciones en un predio de grandes dimensiones, vivían dos hijos de la pareja con sus respectivas familias.

Al enterarse de lo sucedido, uno de los hijos increpó a su padre y le recriminó lo que había hecho. Mientras que la nieta de la pareja reveló a los investigadores que sus abuelos llevaban más de 50 años casados y que la relación entre ellos era conflictiva.

Pereyra Espasandino será indagado en las próximas horas por el fiscal Ferreiros.

La provincia de Buenos Aires es donde hasta el momento se produjo la mayor cantidad de femicidios, con un total de 25 casos, seguida por Tucumán, con seis.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram