Friday 12 de August, 2022

Tiros, un atrincherado y una mujer en el foco del conflicto: domingo de furia en Merlo

Como resultado de la pelea hay un herido de bala que se encuentra internado y el propietario de la vivienda detenido. El motivo de la reyerta, que se dirimió a balazos, es una verdadera incógnita, pero lo único cierto es que dispararon ambos.

El momento en que el atrincherado fue reducido por el Grupo Halcón en una distracción

Un joven armado con una escopeta fue detenido luego de negarse a negociar con la Policía, que lo invitaba a entregarse luego de permanecer varias horas atrincherado. Mientras, el hombre con el que mantuvo una pelea está internado con un balazo en la pierna, en principio fuera de peligro. La justicia intenta esclarecer por estas horas el motivo de una situación de extrema tensión y que tuvo en vilo al barrio Matera, en Merlo.

Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que el hecho ocurrió en un domicilio ubicado sobre la calle Rawson al 2600, entre Guayaquil y Paso de los Patos. Por motivos que se intentan establecer hubo una fuerte discusión entre los dos protagonistas del tiroteo y uno de ellos terminó con un balazo en la pierna. Si bien un llamado al 911 alertó sobre la violencia que se vivía en la casa, cuando llegó un móvil policial los uniformados “hallaron a un hombre que entraba y salía de la finca con una escopeta en la mano”.

Al ver la escena y que el hombre no deponía su actitud, los investigadores convocaron al Grupo Halcón, porque el atacante no se quería entregar “y se mostraba amenazante” ante los efectivos que pretendían entablar un diálogo con él. En el medio, una mujer -que aún no está claro el rol que cumplía- entraba y salía de la vivienda para intentar convencerlo. ¿Es ella la clave de la pelea? Es lo que se intenta esclarecer.

Negociadores del grupo especial de la Bonaerense fracasaron en el diálogo con el dueño de la finca, que en una distracción fue sorprendido por los agentes y reducido. Una vez cesado el peligro en rigor llegó otro capítulo: al ingresar al patio del domicilio la Policía halló varios casquillos de calibre 9 milímetros, que no son la escopeta que tenía el atrincherado. Eso significa, en principio, que hubo otra arma que disparó en el lugar, que fue encontrada en el auto del herido.

El caso está siendo investigado por el fiscal Sergio Dileo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Morón, que instruye actuaciones en principio por portación ilegal de arma de fuego para ambos, aunque una vez que pueda indagar a ambos protagonistas dispondrá qué temperamento adopta.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario