Thursday 22 de October, 2020

Tristísimo: Lourdes Espíndola, la joven policía a la que balearon a quemarropa en un asalto en Ituzaingó, tiene muerte cerebral

Vestida con uniforme reglamentario, la agente fue asaltada no se sabe aún por qué cantidad de delincuentes y recibió un tiro que le ingresó por el cuello y le perforó carótida y tráquea. Agonizó por casi 24 horas pero no resistió. Su familia decidió donar los órganos.

Lourdes Espíndola
Lourdes con Fernando, su pareja, que se mostró visiblemente conmovido por la muerte de su mujer

Lourdes Espíndola era oficial del Comando de Patrullas de Moreno los días impares y, como adicional, prestaba servicio en el peaje de la calle Quintana, en el límite entre Ituzaingó y Merlo. Anoche, como cualquier otro sábado, se retiraba de su lugar de trabajo con el uniforme reglamentario y fue abordada cerca de las 19 no está claro por qué cantidad de delincuentes con fines de robo. Las primeras informaciones indican que fue un solo sujeto pero esos son datos cuasi confidenciales que maneja la investigación, a cargo de la UFI Nº 2 de Ituzaingó. Los cierto es que la agente recibió un disparo con su propia arma reglamentaria y agonizó durante casi 24 horas. Hace instantes los médicos declararon la muerte cerebral de la joven. Y su familia decidió donar los órganos.

Parada de Quintana
En esta para Lourdes aguardaba el colectivo con su uniforme reglamentario

La agente se dirigió a la parada de colectivos sobre colectora, a metros del acceso Quintana. A 30 metros del lugar la balearon en un violento episodio en el que le robaron su arma reglamentaria y la dejaron herida de gravedad. Al caer con el balazo en su cuerpo alcanzó a comunicarse con su pareja, Fernando Altamirano, para avisarle lo que le había ocurrido. Y le dijo la estremecedora frase que a lo largo del día recorrió los medios: “me estoy muriendo”.

En ese momento, su novio se comunicó de manera urgente con la oficial Samanta Lemos, que minutos antes había relevado a Lourdes del servicio en la estación de peaje. Lemos corrió hasta ese lugar para constatar lo ocurrido y, al encontrar desvanecida a su camarada, decidió el urgente traslado hasta el Hospitalito de la calle Brandsen. Las llevó en su coche particular el agente de la Policía Federal Israel Zapata. Desde ese centro de salud definieron derivar inmediatamente a la oficial herida al Hospital Posadas, donde estuvo internada a lo largo de este domingo. La complejidad del caso obligó a los médicos a tomar la rápida intervención.

Hospitalito de Brandsen
El Hospitalito de Brandsen, a donde fue trasladada la oficial apenas herida

La ambulancia fue acompañada por efectivos en móviles que abrieron paso para no perder el tiempo. Era cuestión de minutos salvar la vida de Lourdes. Una vez en el Posadas, la efectiva policial fue ingresada de inmediato en quirófano para ser operada. El primer parte indicó que la bala ingresó por la clavícula izquierda en forma descendente, comprometiendo en primera instancia uno de sus pulmones.

Peaje Quintana
El peaje Quintana, donde Lourdes realiza sus adicionales

La información suministrada en el mediodía de hoy por el centro médico señalaba que Lourdes presentaba herida en la región carotídea y traqueal, y que la operación fue a modo de reparación de la zona. Pero se encontraba en terapia intensiva, en “estado crítico, con pronóstico reservado”. Lamentablemente, hace instantes su vida se apagó, según confirmaron fuentes oficiales a Primer Plano Online.

Quintana y Colectora

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram