Friday 7 de October, 2022

ÚLTIMO MOMENTO: Le otorgaron el dos por uno a Grassi y el sacerdote condenado por pederasta quedó a un paso de la libertad

Lo dispuso la justicia de Morón en un fallo que se acaba de conocer. Al sacerdote le computarán por dos los años que permanezca preso desde que se inició el proceso y quedó a un paso de cumplir la condena.

Julio Grassi
Grassi cumple una condena a 15 años de prisión por los abusos cometidos en la Fundación Felices los Niños de Hurlingham

En medio de la conmoción general en todo el país por el crimen de Micaela García en Gualeguay, cometido por un violador que debería haber estado detenido y había sido liberado por un juez penal, otra noticia sacude los corrillos judiciales por estas horas: el sacerdote Julio Grassi, condenado por abuso de menores, acaba de ser beneficiado con el dos por uno por la justicia de Morón y quedó cerca de la libertad.

Así lo confirmó el abogado querellante en la causa, Juan Pablo Gallego, quien también adelantó que interpuso un recurso de apelación para el Tribunal Oral Criminal 1 revierta esa decisión. “Estamos en peligro que este feroz pederasta y delincuente, condenado en todas las instancias, inclusive con sentencia confirmada por la Corte Suprema de la Nación, quede en libertad, aún cuando todas los estamentos judiciales confirmaron su enorme peligrosidad”, explicó el abogado.

“Esto lo acerca más a un estado de libertad, que quienes seguimos el proceso desde un principio, sabemos que estuvo detenido en una quinta. Y luego, cuando fue trasladado a la cárcel, se mostró que tenía un acuerdo con el Servicio Penitenciario, que le había permitido una enorme oficina como si nada. Ahora, desafiando un fallo de la Corte Suprema, se pretende precipitar su salida a la calle”, agregó en letrado.

El Tribunal Criminal Número 1 de Morón a cargo de los jueces Claudio Cheminade, Mariana Maldonado y Pablo Lucero tomó una resolución de la que Gallego se notificó durante el fin de semana. Es un fallo muy breve, en el que básicamente los magistrados indican que deben computarle como doble cada día de detención a Grassi pero a contar desde que fue enviado al penal de Campana en 2013.

El argumento judicial es que se demoró la sentencia y la confirmación posterior de la Corte Suprema de Justicia. “Pero lo que yo acabo de presentar como apelación es que las demoras fueron responsabilidad de Grassi, que se pasó interponiendo recursos para trabar la sentencia”, le dijo Gallego hace instantes a Primer Plano On Line.

Básicamente, lo que se computará como doble es desde el momento en que el sacerdote fue enviado a prisión en 2013. O sea que, según el cálculo del abogado querellante, si este fallo queda firme se le estarían recortando tres años de condena.

No obstante, el actual abogado de Grassi, Rodrigo González, dijo que ahora pedirán la libertad condicional del cura ya que, según ellos, habría cumplido dos tercios de su condena. Para eso, suman los años que lleva en Campana más aquellos donde “no tuvo una libertad plena” durante el proceso por las restricciones que se le habían impuesto. “Esta va a ser una nueva discusión”, afirmó González.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram