Thursday 20 de January, 2022

ÚLTIMO MOMENTO Se entregó el agresor del veterinario de Morón y quedó detenido

Cristian Javier Sosa se presentó junto a su esposa en la comisaría 3ª de Castelar sur y se puso a disposición de la justicia. Está acusado de lesiones graves por haber agredido salvajemente al profesional que atendió a su mascota, que terminó muriendo.

Los antecedentes delictivos de Cristian Javier Sosa y su violenta conducta contra el veterinario lo llevaron a un lugar que conoce y mucho: la cárcel

Se entregó el violento que atacó de manera salvaje al veterinario Claudio Burgarella en su comercio de Morón. Cristian Javier Sosa (52) se presentó hace instantes en la comisaría 3ª de Castelar sur y quedó formalmente detenido acusado de lesiones graves tras la golpiza que le propinó al profesional.

“Estoy satisfecho. Esta persona, que tiene un frondoso prontuario delictivo, ya está detenida”, explicó Burgarella en conversación con Telenoche, por Canal 13. En la charla contó que todavía sufre las consecuencias de la golpiza, debido a que no puede alimentarse normalmente y sigue con secuelas en su organismo, como sensibilidad del lado izquierda de la cara. Es que tuvo fractura de mandíbula y una lesión grave en su ojo izquierdo, como se aprecia en la foto.

Burgarella habló hace instantes por la pantalla de Canal 13 y contó cómo es su estado de salud

Como informó Primer Plano Online la semana pasada, el acusado y su esposa, abogada, hacían atender a su perra caniche en esa veterinaria por un problema de pulgas y garrapatas. El tratamiento implicaba que el matrimonio realice unos cortes de pelo en su casa, y en uno de esos cortes le provocaron una herida a la mascota cerca de la tetilla. Pasados unos días decidieron llevar al animal por una infección que se le había provocado.

“Le hicieron la asistencia requerida y se la devolvieron, con la indicación de que al otro día regrese para control. Cosa que nunca pasó porque esa noche la perra murió. La pareja fue a pedir explicaciones y Sosa terminó golpeando a Burgarella hasta dejarlo desmayado en el suelo”, sintetizó una fuente judicial. En esa agresión el profesional sufrió fractura de cráneo, de mandíbula y una grave herida en el ojo.

Sin embargo, a las pocas horas el agresor quedó en libertad en el contexto de una causa por lesiones graves, que para la jueza de Garantías Nº 4 de Morón Marianella Tschiffely no ameritaba la detención. Lo que sí determinó la magistrada es una restricción perimetral de acercamiento de Sosa hacia el veterinario a pedido del fiscal Claudio Oviedo, de la UFI Nº 5.

¿Qué cambió ahora? Llegaron los antecedentes penales de Sosa y resulta que el hombre tiene condenas previas por robo, lesiones, tenencia ilegal de arma de guerra y por robo calificado por el uso de arma. Como la última pena la cumplió en 2019 y había sido incorporado al registro de reincidentes, entonces en caso de recaer algún tipo de castigo por la agresión al veterinario será de cumplimiento efectivo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram