Monday 24 de January, 2022

Últimos días para ayudar a Papá Noel: la campaña para repartir golosinas en Navidad a bordo de un colectivo de la Línea 216

Como ya se convirtió en tradición, uno de los choferes de la empresa se viste para la ocasión y recorre las calles del oeste con sus duendes entregando bolsitas y regalando sonrisas de ilusión para nenes y nenas. Este año la cosa viene complicada, así que hay tres días para sumarse a la movida.

El colectivo, Papá Noel y las duendes: una combinación que despertó el sentimiento más noble en grandes y chicos

Papá Noel necesita ayuda y está en nuestras manos colaborar con, por poco que parezca, alguna golosina que permita seguir adelante con la ya tradicional ilusión que recorre las calles del oeste del conurbano. El próximo viernes 24 de diciembre a partir de las 9, ese personaje entrañable que despierta las ilusiones de las infancias repartirá sus bolsas con pequeños regalitos y todavía estás a tiempo de sumarte a una movida noble con un pequeño aporte que ayude a que sean muchos más los nenes y nenas que las reciban.

“Viene muy complicado este año, nada que ver a otros. Cualquier ayuda que nos puedan aportar nos va a venir fenómeno para seguir adelante con este sueño encantador”, le contó a Primer Plano Online Ariel Morelli, el chofer de la Línea 216 que cada víspera de Navidad se disfraza para llevar gente con la pilcha de ocasión. Hasta el momento, gracias a la colaboración de compañeros y compañeras, de aporte de la propia empresa y de lectores de este medio pudieron armar casi 500 bolsitas. Pero el desafío es duplicar la cifra.

¿Cómo se puede hacer para mantener viva la llama? No es complejo, si bien la situación económica está muy cuesta arriba. Con una bolsa de caramelos comprada en un mayorista, con una de chupetines o una caja de alfajores, que son productos de fácil embalaje y un regalito que garantiza aceptación de chiquitos y chiquitas, únicos destinatarios de la aventura sobre ruedas.

Hay que pensarlo así: con $500 promedio se puede ayudar a llenar varias de las bolsitas que los duendes le entregan a las infancias distribuidas por los distritos de San Miguel, Merlo, Ituzaingó y Morón. Para hacerse a la idea de lo que hay que juntar, a cada bolsita le agregan un alfajor, entre siete y diez caramelos y uno o dos chupetines. El año pasado repartieron mil paquetes entre 23 y 24 de diciembre.

El lugar para acercar las donaciones es Donato Álvarez 139, en Morón, o comunicarse con la redacción de Primer Plano Online que alguien pasará a buscarlo. El objetivo es noble: que a Papá Noel no le falte un solo regalo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram