Wednesday 16 de June, 2021

Un joven deportista de Morón viajó con todas las ilusiones al triatlón de Uruguay

Fernando Bravo es uno de los mejores argentinos en esa disciplina, aunque no cuenta con apoyo oficial. Enfrentará una competencia de nivel internacional frente a la elite de Sudamérica en la especialidad.

Fernando Bravo
Fernando Bravo en todas sus facetas: en el agua, arriba de la bicicleta y al trote

Nadar, pedalear y correr. Eso es básicamente el triatlón, una disciplina que sintetiza tres en un una y que es, exclusivamente, para deportistas preparados especialmente para cada ocasión. Hay diversos niveles de competencia: short, que implica 750 metros de agua, 20 kilómetros en bicicleta y 5 kilómetros corriendo, y olímpica, que duplica las cantidades.

Fernando Bravo tiene 23 años y es un joven deportista de la región oeste. Vive en Morón, se entrena en La Matanza y mañana domingo participará de un enorme desafío para su trayectoria: será parte del triatlón en Montevideo, Uruguay. Pero con una particularidad: pese a ser uno de los mejores deportistas argentinos en esta disciplina, no cuenta con ningún tipo de apoyo oficial.

Su mejor puesto fue tercero en el torneo universitario en octubre pasado, a donde acudió en representación de la Universidad de Morón (es estudiante del tercer año de Ingeniería). En su palmarés también está haber salido cuarto en el triatlón de La Paz, Entre Ríos. Además de su formación, Fernando trabaja instalando sonido y pasando música en eventos deportivos en Capital Federal.

Pero tanto esfuerzo para ser uno de los mejores deportistas amateurs de la Argentina no se ve redituado como necesita. “Estoy buscando esponsors”, le dice a Primer Plano Online a minutos de embarcarse rumbo al país vecino. “Tengo una bicicletería del barrio que me da el service de la bicicleta y algún accesorio que me falte, como una cámara, una cubierta o una cantimplora. Y también una droguería que la llevo adelante en la pechera, pero eso todavía se está viendo. Lo que estoy necesitando es un apoyo en efectivo para competir a nivel internacional”, agrega.

La temporada de la actividad comienza justo ahora, con el final del verano. De hecho, el triatlón de Montevideo es el inicial de un intenso calendario, aunque el joven moronense no puede participar en todas las instancias justamente por falta de recursos. Fernando cuenta con dos entrenadores, con los que está en permanente contacto, e invierte varias horas de su vida en perfeccionarse en el deporte: entrena de lunes a lunes y todos los días doble turno, por un promedio de cuatro horas diarias. Uno de sus lugares de preparación es el Ruta Club de La Matanza, sobre la Ruta 3.

“Es difícil, porque va a ser mi primera experiencia de elite a nivel internacional. Mi idea es salir primero en el agua, aguantar en la bicicleta, que es lo que más me cuesta, y terminar corriendo, que también tengo buen nivel. Pero me voy a enfrentar a los mejores atletas de Sudamérica”, reflexiona durante la charla telefónica, ya con un pie en el barco.

Y cierra: “la verdad es que quisiera tener una empresa que me esponsoree, pero busqué por todos lados y no pude encontrar”. Cuando Fernando dice empresa, hay que leer también organismo del Estado o cualquier forma de financiamiento al deporte. De eso se trata el apoyo al espíritu amateur que este joven representa. Y que mañana llevará en alto por las calles de Uruguay.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram