Tuesday 29 de September, 2020

Un juez suspendido en la gestión Vidal habló del espionaje y acusó al procurador Conte Grand

“La finalidad de todo esto no es más que la impunidad de los delitos cometidos por la ex gobernadora, que ha tenido protección mediática y judicial”, sentenció Luis Federico Arias, quien todavía pelea por retomar el cargo del cual fue desplazado.

Vidal y Conte Grand, los dos apuntados por el suspendido juez Luis Federico Arias

El suspendido juez Contencioso Administrativo de La Plata Luis Federico Arias salió a fijar postura en torno a la escandalosa causa judicial que investiga una supuesta red de espionaje montada a nivel nacional y provincial durante el gobierno de Cambiemos entre 2015 y 2019.

En ese sentido, apuntó sus dardos contra el actual procurador general de la Suprema Corte provincial, Juli Conte Grand, a quien directamente acusó de incidir en la orientación de las investigaciones en curso. “Puede estar la mano oculta del procurador con el fin de proteger a María Eugenia Vidal”, señaló Arias.

En rigor, la postura del exmagistrado responde a la postergación de las declaraciones del ex titular del área de Asuntos Internos de la Policía bonaerense, Guillermo Berra, y de su esposa, María Rosario Sardiña, ambos involucrados en una causa en la que se investiga la presunta utilización de fondos públicos para obtener «información y almacenar datos» de personas que no tenían que ver con su actuación en la fuerza policial.

Detrás de la demora en el trámite de la causa de espionaje bonaerense “puede estar la mano oculta del procurador con el fin de proteger a María Eugenia Vidal”, estimó Arias

Berra fue procesado por la fiscal Cecilia Corfield, titular de la unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15 de La Plata, quien le endilga los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y peculado. En su resolución, la fiscal también procesó a Sardiña, que en el momento de los hechos que se intentar develar se desempeñaba como auditora Sumarial Especializada en Investigaciones Patrimoniales de la Policía provincial.

Sin embargo, pese a que había audiencia para tomar declaración a ambos para ayer lunes, la causa no avanza. Por eso la ira de Arias y su objetivo teledirigido a Conte Grand. “Es el procurador, tiene a cargo el Ministerio Público y en consecuencia los fiscales reciben instrucciones de parte de él, y puede tratar de incidir para que la causa no avance; puede estar la mano oculta del procurador en esta postergación, con el fin de proteger a María Eugenia Vidal”, expresó el suspendido juez.

Según la visión de Arias, está más que probado el vínculo de Berra con Vidal: “Es una persona de su entera confianza, de su entraña”, sostuvo, y enfatizó que la exgobernadora “quiso presentarse como querellante y particular damnificada en la megacausa de las escuchas ilegales de la AFI durante la gestión macrista, mostrándose como víctima, y resulta que ella mandaba a espiar a sus oponentes en la provincia de Buenos Aires. Se le cayó la máscara”, enfatizó.

Y cerró: “tarde o temprano la mentira salta a la luz, y la hipocresía de esa máscara de Vidal de persona casta y pura se viene cayendo desde hace rato, nos damos cuenta que detrás de esa máscara está Cruella De Vil”, concluyó con un recurso absolutamente gráfico Luis Federico Arias.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram